viernes, 30 de diciembre de 2011

miércoles, 28 de diciembre de 2011

A paso de cangrejo - Günter Grass


Wilhelm Gustloff, fue el nombre de un personaje de la alemania pre Nazi, asesinado por David Frankfurter, quien le asestó algunos disparos y se declaró culpable, simplemente diciendo "lo asesiné porque soy judío".

Este mismo personaje le da el nombre, años más tarde, a un barco pensado originalmente como un barco para vacacionar en el que no existieran las clases, es decir, todos tendrían que cohabitar sin necesidad de primeras, segundas o terceras clases, como es habitual es estos barcos.

Este es, digamos, el marco en el que se comienzan a desenvolver los sucesos en el libro de Grass, que de nuevo toca fibras sensibles, no solo sociales, sino también psicológicas y de familia.

Tres generaciones Prokiefke: Tulla (Madre), Paul y Konrad son los encargados de llevarnos de la mano en los acontecimientos que hicieron que el submarino S13 al mando de Alexander Marinesko, terminase por torpedear matando a miles de personas, de hecho, más que en el Titanic.

A bordo del Gustloff hundiéndose, está Tulla, embarazada de Paul, quien se convertirá en un periodista mediocre, que decide apartarse de todo, al mejor estilo de los ciudadanos cero.

Así pués, Konrad, hijo de Paul, se encarga de resucitar los acontecimientos del hundimiento del barco, impulsado por su abuela, que, al contrario de Paul, no deja de hablar del asunto, y logra contagiar a su nieto con la vena de "orgullo ario" de estos aquellos tiempos. Y es así como, a través de una página web creada por el mismo Konrad, se llevan a cabo fotos y conversaciones acerca del suceso del Gustloff, que llevan al encuentro de Konrad y "David", un personaje que conoce en el ciberespacio y que termina asesinando "porque es alemán".

Es así como Grass nos lleva a través de las tres generaciones y a través de las diferentes etapas de que sufre Paul en su búsqueda del acercamiento tardío con su hijo y una especie de reivindicación de su desidia.

A pesar de que es un libro corto, unas 250 páginas, lo cierto es que resulta de lectura lenta, tal vez porque los acontecimientos suceden con demasiada lentitud, lo que claro, no desmerece el trabajo del maestro Günter Grass en presentar un hecho tan poco conocido en la historia.

Si le gustan los temas de la segunda guerra mundia, este con seguridad lo atrapará.

Recuerde: LEA, EL CONOCIMIENTO ES PODER!!

martes, 20 de diciembre de 2011

De la extraña opción de un orgullo nacional

Pues que de la nada, un comentario puesto por una amiga en una red social me hizo recapacitar sobre la frase "orgullosamente salvadoreño" Y lo cierto es que me resultó una frase hecha, pero sobre todo un tanto vacía.

Estoy seguro de los riesgos que corro al expresar esto, pero lo cierto es que me parece un tanto extraño mostrar orgullo por algo que te ha tocado en suerte. Me explico:

Si te casaste con una mujer que no tenía más que buen aspecto, pero que era un asco de persona, la culpa es tuya, por no poner atención en lo que realmente importa en la vida... el dinero... digo, el carácter, la dulzura con que te trata, lo comprensiva que es, etc. Si no te gusta tu trabajo y te quedás ahí por comodidad, sin siquiera buscar un trabajo alternativo (ojo, dije buscar. De eso a encontrar hay un agujero negro de diferencia, pero vamos, que la idea se entiende, supongo) Si no te gusta la carne, convertite en vegetariano y así una larga lista de etcéteras.

Ahora bien. Orgullo nacional? Orgullo de ser slavadoreño? Pues,... a ver,... escogiste el lugar para nacer?, sabías la ventaja geográfica que tendrías al nacer en este país?, sabías las bendiciones económicas de nacer en un país como El Salvador antes de "decidirte" a nacer en él? y así las preguntas podrían seguir.

Todas ellas, claro está, no necesitan respuesta. Ninguno de nosotros escoge el lugar en donde vamos a nacer, es decir, bien somos salvadoreños, como bien pudimos ser franceses, o haitianos, o brasileños, o selenitas... de acuerdo, selenitas tal vez no, que se extinguieron hace algún tiempo.

Ahora bien, que si estoy feliz con mi vida en este país, que si me gusta lo que he logrado como habitante de El Salvador, eso podríamos colocarlo en otra categoría, porque es inherente al lugar en donde naciste, es decir, esa bendición de poder dedicarte al arte y ganar buen dinero de ello, o la posibilidad de ganar un premio Nobel de literatura por la enorme difusión que ha de tener tu libro primero dentro del público nacional y luego, una vez consolidado como escritor leído por la mayor parte de la población comenzar a mostrar tu obra por todo el mundo...

Es decir,... bueno ustedes me entienden.

Pero de nuevo, si lo que te da ese orgullo (sentimiento ambiguo, por cierto) es lo que has logrado en este lugar, entonces son tus logros y no precisamente la ubicación geográfica, porque pudiste hacerlo en otro lugar, o al menos eso "dice la teoría"

Que si me gusta el país (llamarlo mío sería un escupitajo a mi propia cara frente al espejo de las transnacionales y países del primer mundo que realmente lo poseen), pues sí, me agrada, sobre todo por su seguridad y su bajísimo índice de criminalidad... pero ya en serio, me agradan sus lugares, los recuerdos que atesoro de las aventuras vividas en tantos y tantos lugares, con tantas y tantas personas.

Amo al país, pues sí, como se puede amar a los zapatos viejos, que no se botan porque son la mar de cómodos. Que si estoy orgulloso de ser salvadoreño... Usted qué cree?

sábado, 17 de diciembre de 2011

Viern... digo, sábado de vídeos

Que sí, que sí, se me pasó el día de ayer por publicar un tutorial en Diseño Libre, lo siento, pero aquí está esta verdadera joya, un artista que muestra lo que significa la palabra paciencia y la palabra talento:



Sonría es viernes sábado :)

martes, 13 de diciembre de 2011

ELEMENTAL Página 7 de mi primer cómic



Aquí les traigo la página 7 de mi cómic Elemental, que poco a poco va tomando forma :)

Por si quieren darle el seguimiento respectivo:

Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6

sábado, 10 de diciembre de 2011

Don Quijote de la Mancha

He logrado encontrar un verdadero tesoro, y siendo que parece que estoy en la semana de presumir, les presumo esta joyita:


Son 7 discos (pirateados, of course, digo, para dónde) con la maravillosa historia con la que crecí, viéndola una y otro y otra y otra vez en canal 10 de televisión, fue mi primer encuentro con la obra de Cervantes y confieso que fue una maravillosa introducción para sentirle todo el gusto del mundo al libro de verdad, una vez que tuve edad (y dinero) para comprarlo.

En fin, que me siento emocionado por este hallazgo :)

viernes, 9 de diciembre de 2011

Haggard y Apocalyptica

Estos dos grupos vienen al país a inicios del otro año... y pues este post, lo confieso, es para presumirle :)



En caso de que no conozca a estos grupos y siendo que es viernes de vídeo, aquí está uno de Haggard: Upon fallen autum leaves:



Y aquí uno de Apocalyptica: I don't care:



Y pues nada, que si usted va, nos vemos por allá!!!

Sonría, es viernes :)

martes, 6 de diciembre de 2011

Disculpe el señor - Joan Manuel Serrat

Lo sé, no es viernes de vídeos, pero es que es demasiado bueno como para esperar tanto tiempo :)



Bueno es poco, esto es delicioso

sábado, 3 de diciembre de 2011

Si pudieras, lo harías?

Si pudieras, volverías al pasado y corregirías tus errores?

Esta pregunta es una de esas preguntas trilladas que suelen aparecer en esos discursos o conferencias que sirven para que el conferencista se forre de dinero y los asistentes se den cuenta de que las formas de superar sus traumas han estado todo el maldito tiempo en ellos mismos.

Pero cuando esa pregunta proviene de una persona cercana, una persona que no ha necesitado jamás una estúpida conferencia o una pregunta sosa y absurda como "quién se ha robado mi queso?"... entonces la cosa cambia, porque se sabe que las implicaciones de esa pregunta pueden llevarte al desastre, al abismo de la desilusión de ver a una persona querida hundirse sin remedio en esa cruel representación de vida que nos ha tocado a todos.

Que qué dije?... pues más o menos esto:

"Tendría una carrera o un oficio diferente, seguramente tendría una casa más grande, otra mujer a la que quién sabe si seguiría atacando noche tras noche, otros hijos... que serían niños como estos que no pueden ser otra cosa que niños, habría una mujer con la que definitvamente no tendría relaciones sexuales, para no causarle a ella ni causarme a mí un trauma de por vida, seguro que me seguiría gustando el porno, a lo mejor tendría carro porque me obligaría a mi mismo a que me gustara, hubiese comenzado a practicar deportes desde muy temprana edad, mantendría el contacto con cantidad enorme de amigos que simplemente dejé de contactar porque mi propia negligencia permitió que se fueran al carajo sin siquiera intentar decirles que, al menos por un instante, significaron algo en mi vida, a lo mejor viviría en esa colonia en la que siempre he querido vivir, que parece tan solitaria y callada como me gusta pensar que es mi existencia, lo que significa que a lo mejor tendría algo de dinero, al menos el suficiente como para pagar alguna prostituta ocasional o algún capricho con alguna mujer que cae en el eterno cuento de "me estoy separando" y se va con uno a cualquier motel de paso para pasar el rato él, para vivir ilusionada ella o, de vez en cuando, viceversa, a lo mejor asistiría a alguna iglesia, ya que parte de esos errores, supongo, también implican los errores de mi madre, que pretendió siempre que yo perteneciese a una de esas cosas que se llaman iglesias y nunca lo logró, pero como sería una vida distinta, seguro que si lo lograría y yo estaría condenado a esa ida y venida del maldito lugar cada cierto tiempo, como lo hacen todas esas personas que asisten como borregos al matadero, cada domingo o cada miércoles o cada... todos los días porque hoy las iglesias se han puesto tan llenas de publicidad espiritual que separan sus capacidades metafísicas en días de la semana y por eso hay lunes de milagros, martes de exorcismos, miércoles de unciones, jueves de divorcios, etc. dejaría de lado mi pasión por las artes, por la literatura y por todo aquello por lo que mi tiempo se ve reducido y no logro sacar ni una moneda y que en este momento me tiene tan atrapado que, pese a todo eso, no puedo dejarlo... Así que, no carajo, no lo haría, eso sería complicado, cansado, vergonzoso y aburrido y vos tampoco, porque en todo caso, esta la vida que nos ha tocado, y te gusta o te cae re mal, pero esta es la que tenés que vivir y así toca, te guste o no y lo mejor es que dejés de pensar pendejadas, porque no voy a creer que todo lo que te ha pasado es tan malo como para desear borrarlo de un solo brochazo.
Y luego me miró, llorando y riéndose, me dijo que seguía siendo el mismo pendejo de siempre y me invitó a una horchata en bolsa en la tienda cerca de su casa.

Es bueno seguir siendo el mismo pendejo de siempre.

viernes, 2 de diciembre de 2011

El Empleo

Un vídeo viejito (de 2008) con una maravillosa, cruel y despiadada posibilidad:



Sonría, es viernes :)