martes, 20 de diciembre de 2011

De la extraña opción de un orgullo nacional

Pues que de la nada, un comentario puesto por una amiga en una red social me hizo recapacitar sobre la frase "orgullosamente salvadoreño" Y lo cierto es que me resultó una frase hecha, pero sobre todo un tanto vacía.

Estoy seguro de los riesgos que corro al expresar esto, pero lo cierto es que me parece un tanto extraño mostrar orgullo por algo que te ha tocado en suerte. Me explico:

Si te casaste con una mujer que no tenía más que buen aspecto, pero que era un asco de persona, la culpa es tuya, por no poner atención en lo que realmente importa en la vida... el dinero... digo, el carácter, la dulzura con que te trata, lo comprensiva que es, etc. Si no te gusta tu trabajo y te quedás ahí por comodidad, sin siquiera buscar un trabajo alternativo (ojo, dije buscar. De eso a encontrar hay un agujero negro de diferencia, pero vamos, que la idea se entiende, supongo) Si no te gusta la carne, convertite en vegetariano y así una larga lista de etcéteras.

Ahora bien. Orgullo nacional? Orgullo de ser slavadoreño? Pues,... a ver,... escogiste el lugar para nacer?, sabías la ventaja geográfica que tendrías al nacer en este país?, sabías las bendiciones económicas de nacer en un país como El Salvador antes de "decidirte" a nacer en él? y así las preguntas podrían seguir.

Todas ellas, claro está, no necesitan respuesta. Ninguno de nosotros escoge el lugar en donde vamos a nacer, es decir, bien somos salvadoreños, como bien pudimos ser franceses, o haitianos, o brasileños, o selenitas... de acuerdo, selenitas tal vez no, que se extinguieron hace algún tiempo.

Ahora bien, que si estoy feliz con mi vida en este país, que si me gusta lo que he logrado como habitante de El Salvador, eso podríamos colocarlo en otra categoría, porque es inherente al lugar en donde naciste, es decir, esa bendición de poder dedicarte al arte y ganar buen dinero de ello, o la posibilidad de ganar un premio Nobel de literatura por la enorme difusión que ha de tener tu libro primero dentro del público nacional y luego, una vez consolidado como escritor leído por la mayor parte de la población comenzar a mostrar tu obra por todo el mundo...

Es decir,... bueno ustedes me entienden.

Pero de nuevo, si lo que te da ese orgullo (sentimiento ambiguo, por cierto) es lo que has logrado en este lugar, entonces son tus logros y no precisamente la ubicación geográfica, porque pudiste hacerlo en otro lugar, o al menos eso "dice la teoría"

Que si me gusta el país (llamarlo mío sería un escupitajo a mi propia cara frente al espejo de las transnacionales y países del primer mundo que realmente lo poseen), pues sí, me agrada, sobre todo por su seguridad y su bajísimo índice de criminalidad... pero ya en serio, me agradan sus lugares, los recuerdos que atesoro de las aventuras vividas en tantos y tantos lugares, con tantas y tantas personas.

Amo al país, pues sí, como se puede amar a los zapatos viejos, que no se botan porque son la mar de cómodos. Que si estoy orgulloso de ser salvadoreño... Usted qué cree?

4 comentarios:

Primo dijo...

puede ser orgullosamente salvadoreño ó puede elegir renunciar a ser salvadoreño y tener otra nacionalidad.

Alberto dijo...

@Primo: Pues existe la opción tres, que es ni una ni otra, soy salvadoreño, me gusta lo que he vivido aquí, no pienso renunciar a tener la nacionalidad que tengo, simplemente porque... qué gano con ello (y peor aún, quién carajos me aceptaría como ciudadano, jaja). Así pues, me quedo donde estoy, prescindiendo del orgullo, que también se puede, si lo sabré yo.

Saludos y gracias por comentar "primo joy"

Maria Mena dijo...

estoy de acuerdo con todo pero creo que al final no decidimos donde nacer o a q pais pertenecer porq podemos ser salvadoreños de nacimiento pero estar orgulloso tener otra nacionalidad... Nuestro pais hay muchas cosas q faltan en el q podemos mencionar pero al final es una bendicion estar en el y contar con personas especiale sy como decis lugares o momento q jamas se borraran de nuestras memorias y en lo personal eso me hace sentirme ORGULLA DE SER SALVADOREÑA!!! si no hubiera diferentes maneras de pensar creo q la vida no fuera lo q es!!! Ahora si me dejo publicar un comentario jajajajaja Love u Alberto buen blog!!

Alberto dijo...

@Maria Mena: De acuerdo, pero si te das cuenta ponés implícitamente lo que yo dije, estás aquí, te gusta lo que has logrado y las personas de las que te rodeás, pero si estuvieses en otro lado, serían otras personas y otros buenos y malos recuerdos.

Lo del orgullo nacional, al igual que cualquier orgullo, puede resultar peligroso o simplemente sinsentido, cuando se trata de un accidente de la naturaleza.

Gracias por comentar y suerte con el blog que pensás abrir