viernes, 11 de julio de 2014

Viernes de vídeo

Dream Life of Paper from 1984 London on Vimeo.

Este es uno de esos vídeos en que, durante 4 minutos, uno se relaja y disfruta de una explosión de belleza visual, explosiones de colores a mansalva y provocan una sensación de haber uno presenciado algo hermoso. Quítele el amor a un poco más de 4 minutos y dese el gusto de disfrutar.

Sonría, es viernes :)

sábado, 5 de julio de 2014

Sábado de vídeo

Hay pocas cosas de la humanidad que yo puedo decir que me impresionan de forma positiva, esta, sin duda alguna, es una de ellas, vea usted el arte desplegado por el caballero durante 8 grandiosos y espectaculares minutos:



Sonría, es sábado :)

domingo, 29 de junio de 2014

Podcast 4. La violencia en el país

Después de dos meses sin publicar un podcast, vengo hoy con uno violento, sí, porque habla sobre la violencia en nuestro país, especificamente la violencia de pandillas. No es un tema sencillo, no es un tema "bonito", pero es algo por demás interesante.

No pretendo "descubrir la cinta azul de la bacinica" ni mucho menos saberlo todo al respecto (no estoy ni lejos de semejante presunción), pero doy mi muy personal punto de vista, enriquecido con un par de lecturas, claro está.



Como siempre, sus comentarios y peticiones son más que bienvenidos :)

viernes, 27 de junio de 2014

Viernes de vídeo (al fin!!)

Qué pasa cuando un logro de esos que son UN GRAN PASO PARA LA HUMANIDAD se ven opacados por los problemas cotidianos?

Eso es lo que trata de explicar este gracioso vídeo:

Phone Home from The Brothers McLeod on Vimeo.

Sonría, es viernes :)

sábado, 14 de junio de 2014

Sábado de vídeo

Complicado de describir: CGI (una de las ramas del diseño que más apasionantes me resultan), una batalla de esas épicas que siempre son bienvenidas... y además, con el agravante de tener a un par de Transformers batallando!!!

Cortito, desafortunadamente, pero es de esos que no tienen desperdicio:

Transformers Battle Masters from Clockwork VFX on Vimeo.

Sonría, es sábado :)

lunes, 9 de junio de 2014

Cómics y mangas poco comunes

Acabo de darme cuenta que no publiqué vídeo el sábado, lo que me hace faltar a una disciplina autoimpuesta, por lo que pido mis disculpas y escribo esta nueva reseña como una disculpa.



En un Lugar de la Mente es un cómic (de dos volúmenes, hasta donde sé) que está compuesta por varias historias, todas de la cabeza de su autor: Josep M. Beá, quien hace gala de una imaginación prolífica en cada uno de los cuentos de estas historias.

Cada historia, todas cortas, de aproximadamente 4 o 5 páginas de longitud cada una, puede leerse por separado, pues son autoconclusivas, pero en cada una está plasmada una imaginación rayana en el humor negro y una imaginación sin límites. Cada cuento lleva como nombre, el de una "zona" de la mente, marcada por una letra del alfabeto (comenzando, el primer volumen, por la letra A, no llegando el segundo a la letra Z, lo que da la esperanza de tener, a futuro, el alfabeto completo).

Cada historia parece salida de un libro de análisis psicológico (o psiquiátrico, tal vez), explorando cada uno de los miedos, sueños o fetiches que podamos tener y mostrando finales inesperados, cambios radicales de dirección de una historia, que afortunadamente llevan un sentido, no como la reseña anterior de La Noche del Apocalipsis, en la cual no había mucho sentido.

Un hombre pierde la cabeza, literalmente se queda sin su cabeza y anda herrando solo con cuerpo y voz, mientras un robot adopta a un niño al que debe salvar vendiéndose a sí mismo como chatarra, o bien un hombre queda con la cabeza de un gato atorada en la boca o un hombre cae en la trampa de un robot-niña; cada historia tiene su ritmo y su cantidad necesaria de locura y de personajes tan bizarros como un gato antropomorfo que queda atrapado en un planetoide o bien un hombre con cara de pez que se ve forzado a salir huyendo de un lugar por ser un padre irresponsable.

No puedo menos que recomendar la lectura de los dos volúmenes de esta serie de cuentos, que me han caído en gracia y que se corresponden con un autor de la categoría de Beá y advertirle que vaya con una mente abierta y dispuesta a esperar lo inesperado.

martes, 3 de junio de 2014

Cómics y mangas poco comunes


Uno raro, raro con ganas para esta reseña.

Empecemos por una definición bastante interesante: "Cadáver exquisito"

Un cadáver exquisito es una obra que se deja "colgada" para que otros, los que lo deseen le den el seguimiento respectivo.

Este es, precisamente, el caso de La Noche del Apocalipsis (El cómic de nunca acabar), que comenzó siendo un cadáver exquisito y se extendió por más de 100 páginas, cada una de ellas de diferentes autores (algunos de ellos se reengancharon y colaboraron con más de una página) y por ello es particularmente interesante... aunque no necesariamente de mi gusto.

Como siempre, enfoco lo que leo desde mi perspectiva, que la de alguien más me resulta imposible, y debo decir que este cadáver exquisito... no me gustó. Comienza con la llegada de una mujer a una casa en la que comienzan a pasar una serie de eventos que la llevan a viajar a otra dimensión a transformarse en una combatiente "ninja" desnuda y de un muy buen cuerpo, a una mujer de gusto extremo por el sexo, a una inocente que se enamora de un musculoso...

No creo que valga la pena resumir la historia, pues probablemente el atractivo de este cómic es la posibilidad de una historia nueva en cada página, con el estilo particular de 46 artistas del cómic que decidieron participar.

Tal vez el problema haya radicado en el mismo espíritu de este tipo de ejercicio de los cadáveres exquisitos, pues como es de suponerse, cada uno le imprime la dosis de dolor, humor, crueldad, sexo, etcétera que considere apropiado, llevando a un final bastante catastrófico, con quiebres demasiado abruptos que suelen dejar un mal sabor de boca al quedar la historia de la página anterior, tal vez muy bien elaborada (para ser una sola página), inconclusa o bien cortada por una dosis de humor negro que mata la intención o dirección que iba llevando el autor de la página en cuestión.

Como sea, repito, es una opinión muy personal y no debería de tomarse al pie de la letra, que a lo mejor a usted le agrada y lo ve como una genialidad.

En fin, le dejo la portada y la reseña, usted sabrá qué hacer, si la consigue.