martes, 25 de febrero de 2014

Frases trilladas o una declaración de amor frente a muchas personas

Muy con mis reservas, mi esposa me ha pedido que publique esto aquí... Les explico: hace algunos días, se llevó a cabo un concurso de "Día de los enamorados" en el que participé con mi carta de amor, explicando cómo mi esposa y yo nos conocimos.

Me tocó leerla (ya que gané), frente a ella, pero además, frente a un montón de compañeros de trabajo, que confieso, me llenaron la cara de sangre, es decir, me sonrojaron a más no poder.

En todo caso, les pongo aquí la susodicha carta:

“La radio puede cambiar vidas”… esas siempre fueron palabras que me resultaban vacías, porque una radio no es más que un aparato en donde se escuchan a personas a quienes se les paga por brindar entrenamiento…
1997 fue un año lleno de contradicciones, sobre todo si se toma en cuenta que yo llevaba ya 4 años viviendo solo y que había pasado por toda una serie de trabajos pesados y mal pagados, en los que me desgastaba cada vez más y me alcanzaba cada vez menos.
Milagrosamente, mi padre, siempre el gran ayudador, me convenció de entrevistarme con el director de programación de una radio comunitaria, que luego de cruzar unas cuantas palabras, me dijo: “comenzás el lunes”
Logré hacerme pronto de grandes amigos y aprender los detalles que convierten el oficio en una de las carreras más divertidas del mundo y puedo decir que es uno de los trabajos que más he disfrutado en mi vida… pero no solo eso.
Estando en turno, mientras programaba alguna de esas canciones gruperas de moda (de aquel tiempo, claro está), vi que se comenzaban a reunir fuera de la cabina de la radio algunos de mis amigos, uno de ellos, el más gordito, me impedía la visión de la persona que se encontraba detrás de él, lo cual tampoco me quitaba el sueño, pero me daba curiosidad. Sin embargo, en un determinado momento, se movió y dejó a la vista a alguien. Jamás, en mi vida, había yo visto a una mujer de tanta belleza, pero había algo más, algo que, hasta este momento, no logro definir con exactitud.
Creo que todos notaron la cara de idiota que debí tener en ese momento, pues llevaron a dicha mujer a la cabina para presentármela: era una nueva integrante de la radio, cuyo nombre no se me olvidaría de ese momento y hasta que el último aliento de vida abandone mi cuerpo: EVA.
“Fue amor a primera vista”, es otra de esas frases que siempre me sonaron tontas… hasta ese día. Desde que vi a Eva, yo sabía que era la persona con la que quería pasar el resto de mis días y más, si es que eso es posible. Graciosamente, sigo pensando que ella merece a alguien mejor, pero agradezco que no lo encuentre. Eva ha sido, es y será el alma gemela que no todos tienen la suerte de encontrar. YO SÍ TUVE ESA SUERTE.
Y es gracioso como la vida cambia la perspectiva de las cosas, antes, las frases “la radio puede cambiar vidas” y “fue amor a primera vista” me resultaban tontas, clichés que no deberían existir. Ahora puedo asegurar que una radio cambió mi vida y la convirtió en la vida más feliz del universo y que el amor a primera vista existe, sobre todo, si uno tiene la dicha de ver a personas como Eva, que por cierto, ha compartido mis días y mis noches, mis tristezas y mis alegrías, mis buenos y mis malos ratos, desde hace ya 18 años.

“Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde”, es una frase que, con seguridad, no aplica en mi caso. Sé lo que tengo, sé el tesoro incalculable, irremplazable y hermoso que tengo en mi vida y no pienso esperar a perderla para saber apreciarlo, sobre todo, porque NO PIENSO PERDERLA. 

FIN

4 comentarios:

Daniel Gutierrez dijo...

Buenísimo master!!!

Daysi Lozano dijo...

Siempre lo he dicho, sos la mera mata!

Daysi Lozano dijo...

Siempre lo he dicho, sos la mera mata!

Alberto dijo...

+Daniel Gutierrez : Gracias my friend!!

+Daysi Lozano : Gracias chelusca, y jaja