miércoles, 24 de abril de 2013

Mangas y Cómics poco comunes. Tercera parte

Una especie de departamento especial de las fuerzas policíacas se dedica a resolver crímenes de una manera bastante original.

El agente Tony Chu, tiene una capacidad extremadamente interesante, aunque también extremadamente cruel. Él es Cibopático, es decir, puede detectar, a través de la comida, toda la serie de "historias" que ha atravesado dicha comida para llegar a convertirse en lo que es.

Me explico.

Comiendo un plato de arroz, Tony se da cuenta de las manos de la persona que originalmente sembró el arroz, ve la cara de la persona que lo cosechó, la panza enorme del que manejaba la máquina que le quitaba la cáscara al arroz y el color del pelo de la persona que manejaba la máquina para empacar el arroz.

Repito, es una capacidad interesante, pero es, al mismo tiempo, cruel, pues Tony Chu no puede comer carne, sin ver la crueldad a la que el animal fue sometido antes de convertirse en ese bistec, o comer una fruta sin ver las enfermedades que la persona que cosechaba las frutas padecía.

Lo único que Chu puede comer sin padecer esas visiones, son rábanos... y solamente.

Claro está, su capacidad lo hace el candidato idóneo para la división de crímenes alimenticios, y es precisamente aquí en donde comienza la aventura.

Luego de resolver un crimen, Tony decide tomarse cierto tiempo libre y llega a una isla en donde investiga sobre una planta llamada Gallsberry, que curiosamente sabe igualito que el pollo. En el lugar conoce a una agente que va a contarle todos los secretos de la plantita, pero que resulta asesinada y Chu es culpado por el asesinato.

Curiosamente, después del número 18, la historia salta sin más al número 27, que cuenta los acontecimientos un año después, y luego regresa al número 19.

Poco que decir de esta serie sin caer en un spoiler, así que no puedo menos que recomendarles su lectura, pues es una especie de comedia policíaca, pero que no pierde el poder de mantenernos pendientes de la historia.

De nuevo, léala, no se va a arrepentir, pues es una de esas historias que, sin necesidad de presentar superhéroes musculosos, nos presenta una historia divertida, interesante y bien contada.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

ωhoah this weblоg is great i love rеaԁing your posts.

Kеeρ up thе good ωork! Үou recοgnize, many peгѕons
arе ѕearсhing round fοr this info,
уou could hеlр thеm greatly.


My web blog :: hcg weight loss side effects

Víctor Salmerón dijo...

tenía ratos de no darme una vuelta por este lado, otro buen post maestro, rara la habilidad del policía, no me veo comiendo solo rábanos XD

Alberto dijo...

@Víctor Salmerón: Es una lástima, es decir, los rábanos son una delicia, pero comer exclusivamente eso... neles :(

Saludos!