sábado, 17 de enero de 2009

Una confesión, una revelación y algo que no es ningún secreto

Cuando recién iniciaban los coqueteos electorales que estuvieron siempre disfrazados por el velo de los vacíos legales que dicen que la campaña que comenzó desde hace mucho tiempo no era campaña sino que simplemente una expresión partidaria, se dijo que la separación de las elecciones no tenía nada que ver con el "efecto dominó" que podría crear el gane de un determinado partido en las primeras elecciones, arrastrando la voluntad de la población a votar por el mismo partido en elecciones posteriores. Fueron declaraciones del mismísimo presidente del TSE que aseguraba sobre la Biblia que no era así y que además esto no iba a genera un gasto demasiado grande para las arcas del estado.

En la entrevista que se le hace a Ricardo Validivieso en El Faro, él da una serie de declaraciones que, en conjunto son una especie de "se acabó el vodevil, seamos sinceros", lo que el caballero dice es lo siguiente:

"Norman ganará las elecciones para alcaldes este domingo. En el momento que se gane, crea una sinergia con Arturo Zablah entre la creatividad y el conocimiento. En ese instante ocurre el milagro de lo que yo llamo un triángulo de la victoria: Rodrigo Ávila en ese momento logra, con todas sus cualidades, conectarse como la parte del punto alto de ese triángulo, con el eje de la fuerza y la creatividad y el conocimiento y su encanto de persona penetra. Ese triángulo está garantizado con el gane de Norman."

Ahora bien, además de esta confesión que manda al carajo las declaraciones del presidente del TSE y cualquier otro comentario anterior, el señor Valdivieso nos ilumina con una revelación, que en realidad ha sido un secreto a voces, es decir, que Arturo Zablah es la tabla de salvación de la fórmula presidencial: "En el momento que se gane, crea una sinergia con Arturo Zablah entre la creatividad y el conocimiento" En otras palabras, en ningún momento, la parte de la creatividad o del conocimiento son parte del perfil o personalidad de Rodrigo Ávila. Él es quien tiene "encanto", mas no conocimiento, mas no creatividad.

No es de extrañarse que los políticos anden por ahí "estrenando la sonrisa del millón", tampoco es extraño que pretendan ser el centro de la entretención de la vida nacional con sus espectáculos de salón. Lo particular de todo esto es que, al parecer, aquello de que "a veces uno por persignarse se araña", con este tipo de comentarios no son más que una amarga muestra de lo obvio, la prueba de un axioma que muchos se empeñan en no creer.

Las votaciones son la única forma en la que podemos (desgraciadamente) volcar nuestra voluntad en cuanto a gobernantes se refiere y es la forma en la que podemos repudiar o aceptar la forma de gobernar de un grupo de personas. Mañana, domingo 18 de enero, iré a votar con la firme convicción de estar eligiendo a una fotografía que bien podría colgar en la pared o guardar en un viejo cajón. Los gobernantes son la cara fácil de una verdad un tanto más cruda... pero iré.

Por cierto, si quieren leer la entrevista completa, está aquí

Saludos a todos

3 comentarios:

Carlos Abrego dijo...

Estimado Alberto:

Alguien me dijo que Avila era un tipo simpático. Ahora se ha vuelto encantador...

Pero vos crees que cuando votaron el cambio de fechas de las elecciones, pensaban ya en la combinación con Sablah... entonces él andaba criticando a ARENA.

Creo que hay gente que se consuela como puede. En todo caso la campaña va a seguir y segurá sieno muy chuca.

Chichimeca dijo...

Maestro! ¿Cómo le va!
He vuelto a estos andares, como ve.
***
Recuerdo en estos momentos aquellas palabras: "Si votar fuera importante, estaría prohibido."

Pero en estos días he andado citando más a Rousseau: "los ingleses creen que son libres cuando en realidad solo son libres un día cada cinco años".

(Los salvadoreños somos afortunados en ese sentido: ¡seremos libres 2 días!)

Esta "democracia representativa" (que en tiempos más sinceros podría llamarse "régimen oligárquico liberal", o "capitalismo constitucional") es una mala jugada.

En fin, por lo menos las campañas nos dejan trapeadores nuevos.

Saludos

Alberto dijo...

@Carlos Ábrego: "Creo que hay gente que se consuela como puede"

Definitivamente. Ahora con lo de Zablah... la verdad es que el señor fue inteligente, lo suficiente como para aparentar algo que, al menos eso me parece, no creía en lo absoluto. Nada como un hueso jugoso para un hambiento.

Ahora que la campaña seguirá siendo chuca, no me cabe la menor dura.

Saludos don Carlos.

@Chichimeca: "En fin, por lo menos las campañas nos dejan trapeadores nuevos."

También gallinas my friend, también gallinas, jajajajaja

Hey que bueno verlo de nuevo maestro, era justo y necesario.

Saludos