jueves, 15 de noviembre de 2007

Las "Células Bolivarianas"

" "De tener un gobierno, como el gobierno de Venezuela, en su presupuesto, cantidades que se adjudican precisamente a financiar grupos desestabilizadores, como los círculos bolivarianos, que aquí están muy ligados al FMLN, sería una gravísima intromisión en los asuntos internos de El Salvador", enfatizó Saca.

"Nosotros estamos dándole seguimiento a esto (las células bolivarianas). Creo que le corresponde al gobierno respectivo, dar una posición", subrayó. "

Extracto del periódico Electrónico Nicaragua Hoy

Leyendo lo anterior, no puede sacarse otra conclusión que la que todos conocemos: Estamos Gobernados por la Hipocrecía.

Cuando un gobernante habla así, se espera que, de hecho, predique, haya predicado o, en el peor de los casos, pretenda predicar con el ejemplo, lo cual, si hacemos retrospectiva, no viene al caso.

Asumamos por un momento que la "intervención" bolivariana es un hecho y no una presunción (me permito hacer énfasis en la palabra ASUMAMOS) y que de alguna forma, el gobierno de Venezuela está financiando a ciertos grupos para que hagan "algo".

La pregunta que surge entonces, es, siendo que investigan la intervención de un país como Venezuela, por qué no investigar la intervención de un país como Estados Unidos?

La intervención del país del norte en los asuntos nacionales no es nuevo y ni siquiera es algo que se desconozca. Como quiera que sea, pensemos en las "contribuciones" militares que tanto bien le ha hecho a nuestro pueblo-historia. Con el agravante de que además, nuestros gobiernos le "adoban el gusto" a esos mismos que tanto daño le han causado a nuestra sociedad. Ejemplo: el envío de tropas a Irak, lo cual no es otra cosa que la forma lisonjera de decirle a los señores estadounidenses "estamos aquí para lo que se les ofrezca... LO QUE SEA..." incluso cuando eso implique las muertes de salvadoreños en un conflicto que se ha convertido en una cuestión de orgullo herido entre Estados Unidos y un país maltrecho y amargamente empobrecido como Irak.

Increíblemente, la diferencia entre la "intervención" bolivariana y la intervención (nótese la ausencia de comillas) estadounidense es sólo cuestión de SEMÁNTICA, pues una se llama ayuda, siendo que es una intervención LEGALMENTE APROBADA y la otra se llama "intervención" por ser algo que va en contra de los intereses mismos del país, o al menos eso es lo que se cree.

Es de aclarar que, esto no significa, en ningún momento, que las intervenciones estén justificadas, por cualquier país que pretenda hacerlas, incluso cuando éstas estén disfrazadas por una definición en el diccionario. Y es precisamente ahí en donde radica la fuente de la preocupación, pues se convierte entonces en una cuestión más de gusto particular que de legalidad o institucionalidad o de interés nacional.

Este tipo de abusos e hipocrecías deben parar, pues no hacen más que dejar al descubierto que los intereses personales (o partidarios debería decir) son los que en realidad predominan en las esferas gubernamentales, que son precisamente las que deberían velar porque la soberanía nacional (asumiendo que la susodicha aún exista, claro está) se mantuviese íntegra.

Finalmente, y para enfatizar lo dicho anteriormente, es totalmente acertado el impedir que un país intente intervenir en los asuntos que le atañen a nuestro país exclusivamente, pero si se va a hacer, se ha de hacer para cualquier nación que intente hacerlo (y aquí, de hecho, también debería incluirse a aquellas entidades que con base en su poder económico intentan llevar al país por el camino que mejor les conviene), aún (y muy especialmente) cuando se trate del todopoderoso Estados Unidos.

Dulces y conscientes sueños

Alberto Enrique Chávez Guatemala

6 comentarios:

JC dijo...

"...un conflicto que se ha convertido en una cuestión de orgullo herido entre Estados Unidos y un país maltrecho y amargamente empobrecido como Irak..."

No me había enterado de eso, Alberto. He de ponerme al día en la lectura persistente de propaganda...

"...se convierte entonces en una cuestión más de gusto particular..."

Totalmente de acuerdo contigo.

"... es totalmente acertado el impedir que un país intente intervenir en los asuntos que le atañen a nuestro país exclusivamente..."

Creí que habías dicho que es cuestión de gustos. Creí que eso de la "soberanía nacional" había sido enterrado hace como un siglo. Creí que uno es libre de simpatizar con los valores "made in USA" o en los "hecho en la Habana" aunque no viva allá. Creí que uno puede simpatizar con el Barza, con los Yankees de Nueva York o con el Lanzio sin ser tachado de entreguista o colaborador con la "intervención extranjera". Creí que uno puede simpatizar con Hugo Chávez o con Bush sin ser objeto de "injtervención" por el estado...

Creí muchas tonterías, pero -por lo que dices- hay que ser "intervenido" cuando uno es sospechoso de colaborar o simpatizar con los "diablos" extranjeros...

¿O no?

PD: La Terminal ya abrió puertas otra vez, Alberto. Te esperamos

Alberto dijo...

@JC: Ese es el problema, que si fuese cuestión de simpatizar o no, el mundo sería decente, pero si la cuestión se trata de si te gustan los que me gustan, entonces sos de los buenos, pero si te gustan los que me disgustan entonces sos de los malos, la cosa se pone mala.

Por ejemplo, a mí me simpatizaban los Pitufos, pero resultó que eran satánicos, por lógica (como aquel chiste), soy adorador de Satanás y la verdad es que no, más bien comparto algunos gustos perversos con él, solamente.

Lo de la soberanía nacional también creo que se fue al carajo hace mucho tiempo, pero siendo que lo sacan en radio y televisión y los periódicos a cada rato, parece que es como Highlander, nunca muere.

Ya visité La Terminal y por cierto te dejé un comentario compadre. Me da un gusto enorme.

Saludos

Carlos Trio dijo...

Ejem, viniendo las palabras de un títere como Saca, no es de extrañar que te indignen Alberto.

Con una mano acusa y con la otra le termina de vender los restos minúsculos de nuestra independencia a Estados Unidos... >=(

¡Saludos amigo!

Alberto dijo...

@Carlos Trío: En realidad es una vergüenza la forma en la que nos quieren vender la idea: "Si estás conmigo sos de los buenos, si estás contra mí sos de los malos".

Pero bueno, viniendo de esta gente, tampoco es que extrañe. Saludos Carlos

María José dijo...

totalmente de acuerdo! Increible como nos pintan la realidad, tinendo a unos de "buenos" y otros de "malos".

Alberto dijo...

@María José: Lo lamentable de todo, es que aún hay muchos que compran la idea.

Ojalá y esto termine.

Saludos María José, que bueno verte por aquí