jueves, 8 de noviembre de 2007

La influencia del animé

Como dice David Meda: El animé no es la vida, por mucho que algunos se empeñen en creerlo.

Este post es una breve reseña del animé (lo siento Beka, no puedo evitarlo) y su influencia.

Si bien es cierto, el Animé no es otra cosa que la animación (caricaturas, muñequitos, etc) de origen japonés, podemos situar su origen en otra serie de dibujos, también de tipo japonés: el Manga.

El manga no es otra cosa que los “cómics” (paquines, historietas, tiras cómicas) japoneses. El manga, según algunos historiadores, se remonta a cientos de años (siglos XI y XII).

Posteriormente, después de la evolución del manga, el animé comienza a tomar auge, inspirados, además del ya mencionado manga, en las películas (cortometrajes muchos de ellos) desarrollados por Walt Disney.

Una de las grandes particularidades de muchas de las películas o series animé, es el ambiente post apocalíptico en el que la gran mayoría se desarrolla. Uno de las posibles razones, claro está, es el hecho de Japón sufrió dos ataques nucleares durante la segunda guerra mundial.




Si bien es cierto, los animés más famosos tratan sobre robots y villanos pretendiento dominar el mundo, los hay de una gran variedad: históricos (Samurai X que revive algunas de las batallas vividas en la era Tokugawa japonesa; Alexander que revive las hazañas del emperador Alejandro Magno), literarios (hay un animé maravilloso que es una réplica un tanto futurista del Conde de Montecristo; Ulises 31 que fue, para muchos de nosotros, el primer contacto con los escritos homéricos), románticos (como Candy Candy), de corte ecológico (como el extremadamente bueno Earth Woman Arjuna), de artes marciales (como Dragon Ball Z, Samurai X, Samurai Champloo, Cowboy Bebop), eróticos (sin llegar a ser Hentai, que es, digamos la parte para adultos “exigentes” del animé; tales como FFF), de corte esotérico (como Evangelion o Full Metal Alchemist), que hacen ampliaciones de películas (como Samurai 7), totalmente fuera de toda lógica (como Funi Curi), los que reviven mitologías (como Wolf's Rain, una de las mejores series que hay, según muchos críticos), y una gran lista de etcéteras.

El animé en el país comenzó con la introducción de una caricatura llamada El Robot Gigante, a principios de los años 80 (al menos según algunas investigaciones hechas al respecto). Siendo uno de los animés más famosos el de otro robot: Mazinger Z, el cual era una historia narrada por Go Nagai (una verdadera institución dentro del mundo del animé y el manga), el cual tuvo tanto éxito con éste, que hizo dos secuelas que, si bien no tuvieron el éxito del primero, en definitiva lo consagraron (más aún) como uno de los mayores exponentes de este arte (siendo que muchos ya lo consideran como tal)


En variadas entrevistas con grandes cineastas y dibujantes de cómics al estilo estadounidense (como Todd McFarlane, creador de Spawn), reconocen que no ha habido hasta el momento, ningún dibujante, ilustrador o animador que logre igualarse a los dibujantes, animadores e ilustradores japoneses, y que esta brecha es precisamente la que marca la diferencia de los adeptos de algunas animaciones occidentales y las hordas que son seguidores de las animaciones japonesas.

La influencia del animé también ha llevado a la creación de muy famosas películas, entre ellas la trilogía de Matrix, la cual, admiten los hermanos Wachowski, fue inspirada por, entre otras cosas, una cantidad de animés como Ghost in the Shell y Experimento Lain (siendo ésta última un animé que retrata la sociedad del futuro en una transición del “yo material” al “yo virtual”, conectado éste último a la red, que a esas alturas, ya no es simplemente una red de computadoras, sino en realidad una especie de red neuronal, en la cual los humanos se conectan a través de sus propios cerebros.

El animé ha ido ganando un enorme terreno en las preferencias de los públicos más variados, a través del mundo entero. Muestra de ello, es que se han creado animés para todas las edades y prácticamente de todos los temas imaginados, incluyendo, claro está, la pornografía. El sub género que se encarga de estas partes para adultos se denomina Hentai (que en japonés significa pervertido) y este tipo de películas y series también tienen su público especial que las busca, tal vez porque las caricaturas Hentai vuelven realidad una serie de sueños eróticos de muchos de los que buscan estos títulos, siendo que no hay restricciones físicas o incluso legales que frenen la imaginación de una animador.

El éxito del animé ha llegado tan lejos, que incluso ha habido películas premiadas por la academia de cine de Hollywood. La película El Viaje de Chihiro (Sen to Chihiro no kamikakushi) ganó un Oscar de la academia como mejor animación y su creador Hayao Miyazaki ha sido también creador de otras películas de relativo éxito como La Princesa Mononoke y El Castillo Ambulante de Howl y fue además colaborador en uno de los animés que más han marcado la vida de muchas de las personas de esa generación: Heidi.

El fenómeno de las caricaturas animadas japonesas es de tal magnitud, que ha incursionado en la sociedad estadounidense de una manera en la que sólo los cómics japoneses habían logrado, desatando una gran cantidad de comportamientos fanáticos y personas que hacen colas en las tiendas por días, esperando la llegada de algún título que ha sido anunciado con la antelación necesaria del caso, como para provocar ese tipo de reacción.

En nuestro país, la fiebre del animé tampoco pasa desapercibida, y hay muchas personas que dedican gran parte de su tiempo libre a este tipo de pasatiempo, habiendo personas que llegan a ser consideradas como “eruditos” en esta materia (como cierto amigo mío de nombre José Mario)

En fin, el fenómeno del animé es en definitiva un suceso que no puede pasar desapercibido y que, incluso, puede llegar a marcar a generaciones completas. Así que, como dice el buen amigo David Meda: “El animé no es la vida”, pero sí es capaz de tocar muchas, y si no es así, digan si no recuerdan más de algo, cuando ven o escuchan algo como esto:



O como esto:



O como este otro:



O incluso como esto:



Dulces y animados sueños.
Alberto Enrique Chávez Guatemala

12 comentarios:

Beka dijo...

Arrrgh!

XD



Ehm, sin mas comentarios, me despido.

Alberto dijo...

@Beka: Jajajajajajajajajajaja.
Lo siento, pero aún me visitás, eso me consuela.

Saludos Beka

Carlos Trio dijo...

Teorema 1:
A mi nunca me ha llamado la atención el animé.

Corolario del teorema anterior:
Nunca he sido influenciado por el animé.


Demostración:
Sea x el numero de series de anime que yo he visto; si x < = 0 demuestro el teorema y... y... y... ¡diablos! Yo también he sido influenciado por el animé!

La cuestión es que relacionaba la palabra con las series que actualmente no me llaman la atencion... ahora, cortesia del post, entiendo el asunto.

Uuuuh, me acuerdo que me gustaba ver mazinger z y Ulises 31, en el canal 21 creo que los pasaban, con señal hormigueada pero los veía ^^.

De alli los caballeros del zodiaco, tronco de serie.

Dragon Ball, por la hora que la pasaban me falto ver unos capítulos; no obstante, Dragon Ball Z si lo vi completito, La trilogía Matrix es de mis favoritas, etc etc. (Por cierto no sé si los Thundercats, entre otros, entran en la categoria animé)...

Así que... ¡teorema desechado! Aunque como repito, no me llaman la atencion las series actuales (quizá es porque desde hace mucho no veo absolutamente nada en la tv) pero ya vi que el pasado cuenta!

Y bueno, de la influencia, ni hablar, yo conozco a un montonazo de mara que todo el tiempo habla de animé (discúlpelos Beka, no pueden evitarlo XD), lo cual demuestra sin más la tremenda influencia en el país.

Raul dijo...

Ah, yo lo vi todo con Evangelion, Hellsing, y Caballeros del Zodiaco. He dicho..
Saludos Alberto.

Alberto dijo...

@Carlos Trio: La verdad yo tampoco veo mucha (debo decir casi nada, en realidad) de televisión por estos días. Pero el animé... es el animé. No puedo decir menos.

Saludos Carlos

@Raúl: Hellsing es fabuloso y Evangelion mi segundo favorito después de Wolf´s Rain, eso demuestra que hablamos idiomas similares XD
Saludos Raúl

Virginia® dijo...

Arrrgh!

XD



Ehm, sin mas comentarios, me despido.



Idem.

Alberto dijo...

@Virginia: Lo sé, lo sé. I still love you too.

JC dijo...

Mazinger Z y Heidi: Dos razones más por las cuales la TV no es una basura

Alberto dijo...

@JC: En eso compadre, estamos completamente de acuerdo (aunque por lo demás, hay unas cosas en la tele que...)

Que bueno verte por acá de nuevo JC, saludos.

Armando dijo...

Que buen articulo alberto, desde que empezaron a pasar anime en el pais me gusto y hoy en dia hay tantas series por ver que por el tiempo no las puedo ver todas, ademas de las viejitas, como olvidar series como la liga del dragon, samurai X, Voltron, ranma 1/2, sailor moon, Teknoman, Macross y tantos animes, en resumen anime es lo mas.
saludos

Alberto dijo...

@Armando: UUyyyyyyy Samurai X es lo mejor y Voltron me trae sin fin de recuerdos. Gracias por tu visita y saludos Armando

Anónimo dijo...

Nice post and this post helped me alot in my college assignement. Say thank you you for your information.