lunes, 20 de agosto de 2007

ENTRE LAS PATADAS DE AHOGADO Y LA ISLA DE LA FANTASIA

Luego de leer esto, en realidad resulta obvio el título:

Seguro Social con el 95% de medicamentos


Daniel Trujillo Redacción Diario Co Latino El director del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), Nelson Nolasco Perla, aseguró que se cuenta con el 95% de medicamentos, cifra con la que se trabaja cada año, aseguró. La afirmación de Nolasco se hace luego que varios derecho-habientes denunciaran que las farmacias del ISSS no tenían los medicamentos recetados. “Lo que no dicen es que se trabaja siempre con el 95, 96 ó 98 por ciento de medicamentos en todo el año. Pueda ser que exista (problemas con) uno o dos medicamentos, pero ya con eso lo sobredimensionan”, enfatizó el director del ISSS. Hace meses varias organizaciones de la población civil iniciaron una campaña en todos los hospitales de la autónoma de seguridad social para saber sobre las principales quejas de los derechohabientes. Los resultados fueron que muchos pacientes se quejaban de la atención recibida y de la falta de medicinas. Buena parte de estas quejas provienen de personas de la tercera edad. Sin embargo, Nolasco Perla sostiene que los señalamientos hechos anteriormente tienen una intención política ya que lo hacen “sindicatos y organizaciones de izquierda”.

Ahora bien, analizando la situación planteada, lo cierto es que la escasez de medicamentos en el Seguro Social no ha sido -y parece que no será nunca- un hecho aislado que sólo lo perciben algunas personas. O, como lo dice el señor Perla, personas que "tienen una intención política ya que lo hacen 'sindicatos y organizaciones de izquierda'"

Cuando para cualquier tipo de traumatismo, dolencia, enfermedad, padecimiento, "rasquín", etc., la receta maravillosa y salvadora es Ibuprofeno y Acetaminofén, puede ser la señal de que ALGO está pasando. Ahora bien, cuando cualquier otro tipo de receta escasea, cuando después de algunas horas de espera en las farmacias de las respectivas clínicas, se envía a los enfermos (con pocos deseos de emprender viajes largos hacia otro lugar) a las farmacias generales del Seguro Social ubicados en otro lugar, muy distante, la mayoría de las veces, del lugar de la consulta original, puede ser la señal de que ALGO está pasando.


Por otro lado, cuando se asegura que algo que es tan brutalmente obvio no es más que una táctica política urdida por mentes criminales y con intención política, lo cierto es que la cosa se vuelve preocupante, sobre todo porque este es el inicio de la "era de las excusas", en la que TODO lo que no está bien, no es más que un "sobredimensionamiento" de la realidad.


No es de extrañar este tipo de "actitudes" en un ambiente político en el que el partido de gobierno pierde cada vez más su popularidad, pero una cosa es la contienda política y otra cosa muy diferente es -o debería de serlo- burlarse de las personas que a diario hacen uso de los servicios de salud que el Seguro Social está en la obligación de dar a los asegurados. ¿Qué viene después? El alto costo de la vida no es más que un sobredimensionamiento de los "rojos izquierdistas", el ambiente de inseguridad social es una farsa inventada por los sindicalistas, la falta de empleo es un burdo teatro montado por todos aquellos que quieren desestabilizar el ambiente de "democracia" y "estado de derecho"...

No deja de representar un grave riesgo para la salud -mental, física y social- cuando funcionarios que están en puestos delicados para con la sociedad, dan declaraciones tan irresponsables como la que el señor Perla ha hecho.

2 comentarios:

Carlos Abrego dijo...

Alberto:

Vivimos en un paraíso y no nos damos cuenta. Y todo porque somos, como diría nuestro filósofo nacional Viera Altamirano, resentidos sociales y padecemos de sobredimencionalitis. ¿Tendrán algo para esta enfermedad en el seguro social?

No sé, Alberto, si te has dado cuenta de que con tus críticas has entrado al terreno de la “no credibilidad”. Lo único substancialmente credible es que vivimos en un paraíso y ¡qué joder! no necesitamos de medicinas.

Alberto dijo...

"...Y todo porque somos, como diría nuestro filósofo nacional Viera Altamirano, resentidos sociales..."

Jajajajajajaja

Don Carlos eso del filósofo nacional de verdad me hizo reír con ganas.

Sí lo sé, he estado en un terreno oscuro y tenebroso del cual sólo el guerrero de la luz Altamirano podrá sacarme, pero mejor... NO

Saludos don Carlos y gracias por alegrarme el día