jueves, 22 de diciembre de 2016

Albatros - Vincent


 Vincent, se hace llamar el autor de Albatros, y es su opera prima. Hay que decir que es notable, pese a que se nota su "primeridad", al acabar una historia que daba para mucho más, en apenas 3 tomos de unas 55 páginas cada tomo.
Con un trazo muy peculiar y una acuarela muy bien trabajada, Albatros nos cuenta la historia de Ombeline, una bailarina del cabaret El Pájaro Burlón, en donde, por unos cuántos billetes más (monedas de oro, a decir verdad), los más acaudalados y poderosos pueden gozar de la compañía un poco más íntima de las bailarinas (cosas que no pasan en la vida real, claro está). Ombeline es una de las preferidas por ser joven y bella y el día en que todo ocurre, es el día en que un personaje ha pedido su presencia, cosa que, para ella, es la primera vez. Ombeline no está hecha para ese tipo de vida, con que termina golpeando al fulano y huyendo junto con Alyette, una de sus amigas de la infancia.

Al mismo tiempo, resulta que en la ciudad hay una bandada de albatroces que
resultan molestos para los habitantes del lugar. El gobernador del lugar, un poderoso personaje que tiene afecto especial por Ombeline, da la orden de hacer algo para acabar con aquella plaga de aves, así que el día en que Ombeline escapa, practicamente es ayudada por la bandada de albatroces que logran distraer a sus perseguidores.

Como sea, logran llegar al cementerio en donde reposa la madre de Ombeline, otrora el mayor éxito del cabaret El Pájaro Burlón. Ahí se dan a la tarea, junto con Alyette, de perseguir y descubrir el origen de aquella bandada. Logran darse cuenta de que el origen parece ser un globo de piratas que aprovechan el desparpajo creado por los pájaros para hacer de las suyas. Por accidente, Ombeline termina a bordo del globo, y comienza a ser parte de la tripulación, encontrando un muy especial amigo en el viejo cocinero de a bordo, Louis.

El globo tiene una avería a causa de una tormenta y tiene que aterrizar, dando una ventaja a los que pretenden capturarlos, que además andan tras Ombeline, que se ha convertido en prioridad por parte del gobernador y que se ha descubierto que está en la nave pirata.

Para lograr escapar, tienen que hacer explotar una bomba, para lo que utilizan a Ombeline, que ha aprendido medianamente a utilizar un planeador que los piratas construyeron, así que la envían en el planeador a lanzar la bomba, pero si bien dicha bomba explota, no logra causar todo el daño que pretendían, así que se ven obligados, los piratas, a participar en una escaramuza en la que la capitana Emerance termina herida de bala en la pierna.

Las cosas empeoran cuando la tripulación decide que lo mejor para salvar el pellejo es vender a la capitana y comprar un salvoconducto con ello. Alyette se da cuenta de estos planes y se lo cuenta a Ombeline, quien decide rescatar a la capitana sacándola de la nave. Sin embargo las cosas no salen del todo como estaba planeado, ya que si bien logran sacar con vida a la capitana, se dan cuenta de que necesitan morfina para mantener a raya el dolor del balazo. Ombeline sabe que la propietaria del cabaret tiene en su poder dicha morfina y decide regresar, además de aprovechar el momento para llevarse a Rosaline, la otra chica que no logró escapar en el momento en el Ombeline lo hace. Ombeline logra hacerse con la morfina, pero al querer convencer a Rosaline, se da cuenta de que Rosaline, al igual que Alyette, prefiere aquella vida. Así que comienzan un focejeo que termina en la muerte accidental de Rosaline. Al escapar de aquel lugar, Louis, quien acompaña a Ombeline, cae preso de los gendarmes, así que Ombeline debe abandonarlo para regresar por el luego.

Al regresar al lugar en donde se encuentra la capitana, se ve en la necesidad de pedirle a la capitana que le enseñe a comunicarse con las aves, para que éstas le ayuden a rescatar a Louis. A estas alturas, Alyette le ha advertido que ella también se irá, porque prefiere la vida del cabaret, que aquella vida llena de suciedad y riesgos que ella no desea.

Ombeline, después de no pocos problemas, logra rescatar a Louis, para que, al llegar con la capitana, se den cuenta de que ya ha muerto por la gangrena que la bala le causó. Con esto, Alyette también se despide de Ombeline, con que los únicos que quedan juntos son Louis y ella.

Todo esto ocurre en unas 150 páginas, más o menos, por lo que se siente que todo ocurre demasiado rápido, demasiado abrupto y se pierden diálogos realmente hermosos, como el último que sostienen Louis y Ombeline, que es precisamente lo que les dejo a continuación:

Click para agrandar


Tal y como le dije, la historia es buena, el dibujo muy propio y el color muy bien puesto, pero siento que todo va demasiado rápido y que por momentos ocurre de forma demasiado forzada.

Como sea, Albatros no es, ni lejos, una mala historia, así que si lo consigue, no lo dude, léalo y si no tiene cómo conseguirlo, lo puede bajar desde el siguiente link:
http://comicalt.blogspot.com/2014/01/albatros.html

Y recuerde, lea EL CONOCIMIENTO ES PODER.

martes, 13 de diciembre de 2016

El Pistolero - Stephen King


Roland Deschain ha comenzado una persecución, la persecución del Hombre de Negro. Todo el libro (primero de la saga de la Torre Oscura, que contiene 7 libros), es la búsqueda de El Pistolero (Roland) al Hombre de Negro (y posiblemente a sí mismo, pero eso lo hablamos más tarde)

Stephen King, un joven Stephen King, pues el libro data de los 70, le da inicio a lo que él mismo denomina una saga de aventuras al mejor estilo de J. R. R. Tolkien, pero situada en el viejo oeste. Lo cierto es que King, con este primer tomo, logra dejarlo a uno... cómo se lo digo... PICADÍSIMO.

La búsqueda de Roland es en realidad una interesante búsqueda no solo del Hombre de Negro, quien al final no es más que un mensajero, sino que resulta una búsqueda de identidad, de aceptación y darse cuenta de que al final, somos siempre superados por el tamaño. No le cuento de qué va esa última frase, porque la verdad es que viene a ser el meollo del asunto de la búsqueda Roland y la subsiguiente lógica, ya que una vez encontrado el Hombre de Negro, lo siguiente es encontrar La Torre Oscura.

Pero en fin, comencemos por el principio, que es cuando Roland va a travesando el desierto con su mula y llega a un pueblo en donde conoce a Alice, una mujer que le da cierta pista de la distancia que en ese momento le sepera del Hombre de Negro, pero que a la vez le cobra con favores sexuales, mismos que hacen que Roland se comience a cuestionar el seguir adelante con su odisea o mejor quedarse en aquel pueblo con Alice. Sin embargo, El Hombre de Negro deja a un drogadicto que ha devuelto a la vida con un secreto enorme: El secreto de la vida, por decirlo de alguna forma y lo único que Alice tiene que decir es "Diecinueve", para que el drogadicto revivido le cuente el secreto. Pero además, Roland se da cuenta de que la dirigente de la iglesia del pueblo está poseída por El Hombre de Negro, con que decide hacerle frente. Aquello no hace más que despertar el hechizo que estaba sobre el pueblo y vuelve a todo el pueblo en contra de Roland, mismo que no tiene más remedio que demostrar por qué es el último de los pistoleros y su verdadero poder, dejando a un pueblo, entero (sí, mata Alice también) tendido y muerto.

Por el camino encuentra a Brown, que él sospecha que es un hechizo de El Hombre de Negro, pero que lo atiende de buena manera e incluso le notifica que la yegua ha muerto, cosa que Roland ya sospechaba debido al obvio cansancio. Como sea, Brown mismo no sabe si es un hechizo, pero no hace más que actuar en consecuencia de su personalidad y ayudar a que el Pistolero tenga una buena estancia.

Finalmente, en su travesía, se encuentra con Jake, un niño que es originalmente de Nueva York y fue llevado ahí por el Hombre de Negro, luego de su muerte (sí, sí, es la misma pregunta que yo me hice, será ese lugar una especie de purgatorio?) y se une a Roland, hasta llegar a una montaña, en los confines del desierto, en donde una visión hace que Roland entienda que tendrá que sacrificar al niño para poder completar su persecución y enfrentarse a sí mismo, su consciencia versus su ambición y su sed de venganza.

Una vez superada la prueba, el Hombre de Negro y él tienen una larga charla, en la que Roland aprende de una forma atemorizante el enigma de cómo todo queda siempre superado por el tamaño y comprende que su siguiente objetivo es alcanzar La Torre Oscura y su ocupante, que es quien había enviado al Hombre de Negro desde un principio.

*   *   *

Así es como nos damos cuenta que este primer libro de poco menos de trescientas páginas no es más que la presentación de algo mucho más grande y complejo.

A lo largo del libro asistimos a momentos claves en la juventud de Roland, mismos que marcaron su personalidad, pero también esa sed de encontrar, no solo de venganza, sino de saber. SABER, en mayúsculas.

No puedo menos que recomendarle este librito y, como no, la saga completa de siete libros de La Torre Oscura. Se nota enormemente cómo King ha ido madurando con el paso del tiempo y cómo esos primeros pasos en esta súper saga, están cargados de los vicios inherentes al escritor "primerizo", lo que no le quita ni por un segundo lo bueno que es el libro.

Mi recomendación, LÉALO, PERO A LAS YA!!!, porque es, sin lugar a dudas, un buen libro, y sobre todo, claro porque como siempre le digo El conocimiento, es poder

martes, 29 de noviembre de 2016

Afro Samurai



Leer la obra de Takashi Okazaki es un tanto complicado, no porque las tramas sean intrincadas, sino porque el dibujo se vuelve, por momentos, difícil de seguir, siendo que las líneas de acción y el trazo pueden volverse confusos de momento.

Si bien Afro Samurai no es un anime desconocido, el manga, al menos por estos lados, no ha recibido la fama que merece y por ello he decidido dedicarle un post en esta mi serie de cómics y mangas raros.

La trama es por demás sencilla y un tanto predecible, pues es la travesía de Afro, un samurai negro, que recibe su nombre, precisamente por el peinado que lleva, buscando venganza por la muerte de su padre. Para ello se ha convertido en el segundo hombre más fuerte, hecho que atestigua la banda que lleva en su cabeza con el número dos. Busca, como es de suponerse, al número 2, que fue quien mató a su padre, otrora el número 1.

La travesía es lineal, con algunos flashbacks al pasado de Afro, cuando es recatado por una aldea en la que aprende a utilizar la espada y de la que se marcha con la promesa de volver, una vez haya cumplido su promesa de vegar a su padre.
Partiendo de esta premisa, lo demás es bastante predecible, pues Afro recorre un camino de sangre, resignándose a perder a amigos y amores, con tal de vengar la muerte de su padre.

En el Tecchisen (un lugar en donde siete hermanos que desean la inmortalidad quieren quedarse con el poder el número dos y el número uno), se enfrenta a una cantidad ingente de personajes que quieren matarlo y logra salir avante, matando a los siete vacíos, que era el nombre de los siete hermanos.

Posteriormente se encamina a la ciudad en donde reside el número 1 y se encuentra con su amigo de la infancia, que quiere matarlo pues le arrebató todo lo que tenía, ya que para adueñarse de la banda del número 2, tuvo que matar a su maestro.

Una vez muerto éste, se encamina a matar al número 1, quien, al final, resulta estar ya muerto, con lo que, siendo dueño de la banda tanto del número 1 como del número 2, se convierte prácticamente en el nuevo dios de aquellas tierras.
El manga consta de dos volúmenes de aproximadamente 200 páginas cada uno. Mismos que pueden leerse sin problemas en un par de horas, dado que las viñetas cargadas de acción son muchas.

Si bien es un tema cliché, lo cierto es que al final, tal y como se expone en el primer combate que sostiene Afro en el manga, en donde el vencido le dice "Es solo venganza…"[]"…que ridículo" Y es precisamente lo que al final se intenta exponer, pues el número 1, el objeto de su venganza, está muerto desde hace mucho tiempo, con lo que aquella travesía de vendetta no tenía sentido alguno desde hacía mucho tiempo.

Con todo, intentar encontrarle algún sentido oculto al manga no viene al caso. Bien dibujado, con mucha acción y un trazo bastante poco común para un mangaka, Afro Samurai no es precisamente un manga profundo (como Shigurui, para hablar de mangas de samurais), vale la pena desde el punto de vista de "la cultura general".
Así pues, anímese, que no es mucho el tiempo que le va a llevar.

Como siempre, si puede comprar el manga, pues hágalo, que el dibujo es por demás interesante (por decir lo menos), sin embargo, si no logra conseguirlo, puede bajarlo desde el siguiente link:

https://comicdom.blogspot.com/2016/06/descarga-directa-afro-samurai.html


sábado, 26 de noviembre de 2016

Sábado de vídeo

Qué pasa cuando la rutina de siempre se ve interrumpida con lo que menos se espera, y nos damos cuenta que, después de todo, no estamos tan solo como se pensaba?


ON SUNDAY from David Lea on Vimeo.

Sonría, es sábado :)

viernes, 18 de noviembre de 2016

Viernes de vídeo


Y si todo fuese una simple treta para poder vender?

No, claro, eso no pasa, nunca, jamás, en ninguna parte del planeta...

Sonría, es viernes :)

sábado, 12 de noviembre de 2016

miércoles, 9 de noviembre de 2016

American Virgin


Tenía ratos de  hablar sobre cómics y mangas poco comunes, así que hoy le traigo esto:

 American Virgin es un cómic bastante extraño (fumado, si quiere), pues nos cuenta la historia de Adam Chamberlain que es, precisamente, virgen, tiene ya la mayoría de edad, pero corre un ministerio que se llama "Save yourself to save to yourself", es decir, guárdate para salvarte, siendo que en inglés es un interesante juego de palabras. Así pues, la premisa de Adam es mantenerse virgen hasta el matrimonio, que lo tiene planeado con Cassey, su novia, que está de viaje con un grupo de ayuda en África. La familia (la madre, para ser más precisos) está sacando buen provecho del muchacho, mientras su padrastro tiene un canal de televisión de tipo religioso, con que alguna que otra aparición de Adam al aire, le da al padrastro lo suficiente para poder mantener el canal en marcha y pagando las facturas.

Un grupo de fanáticos asesina (decapita, para ser exactos) a Cassey, lo que hace que las cosas cambien radicalmente para Adam y básicamente el resto de su familia. Adam va a parar con su hermana (por parte de padrastro) Cindy, quien tiene problemas por haber delatado a un grupo de personas por filmar pornografía con menores, así que los dos son atacados y tienen que salir huyendo y Adam comienza su viaje en busca de los asesinos de Cassey.

Adam y Cindy viajan por una enorme variedad de lugares, ayudados por alguien que conocen en el aeropuerto de nombre Mel, quien poco a poco se va enamorando de Cindy. Sin embargo, antes de esto, van en busca del asesino material de Cassey. En dicha búsqueda, Adam se mete en una serie de problemas, incluyendo el que lo vean saliendo vestido como gay de un bar, cosa que, para su mundo, es un escándalo de proporciones épicas. Finalmente, cuando encuentran al asesino de Cassey, muere a manos de Mel, que resulta que también tenía un pendiente, pues había asesinado al amor de su vida.

Sin embargo la cosa no termina ahí pues resulta que el autor intelectual estaba en otro lugar, desconocido por el momento. Una visión hace que Adam se de cuenta de que no puede seguir así y que debe buscar otro amor, y comienza a recorrer una lista de chicas a las que conoció en el mismo certamen de belleza en el que conoció a Cassey. Conoce a una chica dominicana de quien se enamora perdidamente y con quien termina por casarse, no sin antes conocer a su verdadero padre, un cubano de nombre Rey y llevar a cabo un reencuentro entre él y su madre, pero debido a todo el alboroto, nunca logra "consumar" el matrimonio. Al final, Mel, quien resulta ser Melanie, pues es un hombre atrapado en el cuerpo de una mujer, que termina siendo el amor de su hermanastra, que además está embarazada sin tener un padre para el niño, no porque hubiese tenido muchas relaciones sexuales, sino por todo lo contrario, parece en realidad, un milagro; pero le decía, Mel encuentra el paradero del autor intelectual del asesinato de Cassey y su antiguo amor y se dirigen a República Dominicana a matarlo, pero las cosas salen mal y Adam termina muerto por una bomba, contestando a la pregunta de las autoridades de cómo te llamas con un "Soy Adam Chamberlain… y soy virgen"

Un final por demás inesperado, una trama bastante bien contada por Steven Seagle y un trazo fuerte por parte de Becky Cloonan, lo cierto es que mucho más que la historia en sí, lo interesante es cómo el marco de valores de Adam se ve puesto a prueba en más de una ocasión. No su fe, la cual se mantiene intacta, por sorprendente que parezca, pero sí su conceptos, la forma de percibir la vida, las reglas que siempre habían regido su caminar por la vida. Es interesante ver cómo él, pese a mantener su fe, se va dando cuenta de que las cosas no son blancas o negras y que todos tienen un pequeño "algo" que los convierte en seres no perfectos, incluso su madre y, sobre todo, él mismo.

Una historia recomendable, aunque con un final agridulce (no que esto sea malo, claro está), que seguro lo va a poner en algo de perspectiva. Anímese y léala. Como siempre si puede comprar la historia, por favor hágalo, vale la pena y recuerde que es la forma en que los escritores/dibujantes de cómics viven, pero si por una de esas malas pasadas de la vida no lo puede hacer, puede bajar la historia desde el siguiente link:

http://comicalt.blogspot.com/2016/01/american-virgin.html

Y recuerde, LEA, EL CONOCIMIENTO ES PODER!!

lunes, 7 de noviembre de 2016

La Caída de los Gigantes - Ken Follet


 
Ken Follet suele caracterizarse por escribir novelas interminables que no bajan de 1000 páginas o al menos, se le acercan mucho. La Caída de los Gigantes no es la excepción. El libro tiene casi 1020 páginas, en la que el autor intenta resumir la Primera Guerra Mundial, desde sus orígenes, hasta las terribles consecuencias de la postguerra. Un trabajo bastante arduo, como todos los de Follet, que nos cuenta los trozos de historia de personajes variopintos y disparejos.
Este es el primer libro de la trilogía que conforman La Caída de los Gigantes, El Invierno del Mundo y el Umbral de la Eternidad, que abarca I Guerra Mundial, II Guerra Mundial y Guerra Fría, respectivamente.

La historia nos cuenta sobre William Williams un minero de Aberowen (Gales) que se convierte en un soldado, el conde Fitzherbert, un acaudalado heredero de las minas de Aberowen, Maud Fitzherbert, una acaudalada mujer, activista política y hermana del conde, Walter von Ulrich, un alemán que se enamora perdidamente de Maud, Ethel Williams, una ama de llaves que luego de quedar embarazada de Fitherbert se muda a Londres para convertirse en una activista política, que además es hermana de William Williams, Grigori y Lev Peshkov, dos hermanos rusos, siendo Grigori el mayor, que se queda en Rusia y es testigo de la revolución y victoria bolchevique y Lev que huye a Estados Unidos y que termina siendo esposo de la Olga Vyalov, hija de un mafioso ruso con mucho poder y Gus Dewar, un estadounidense, ayudante del presidente Woodrow Wilson.

Cada uno de estos personajes se mete en sus propios líos, y aventuras, pero todos, claro está, terminan afectados por la guerra. William Williams se alista en el ejército más por presión social que por verdadero patriotismo y se da cuenta de que los poderosos son los que tienen los altos mandos del ejército, pero son los que no tienen idea de lo que realmente se necesita para mantener a las tropas a salvo. Maud y Walter se enamoran, pero debido a la guerra, deben separarse, pues Walter debe ir al frente, pero no sin antes, casarse a escondidas y pasar, al menos, una noche juntos. El conde Fitzherbert embaraza a Ethel Williams, y le envía a su abogado para hacerle ofrecimientos económicos, mismos que ella rechaza y decide marcharse a Londres a probar suerte. Más adelante, Maud y ella comienzan a liderar el periódico que aboga por los derechos de las mujeres al voto y otras tantas peticiones políticas, pero llegan a un desacuerdo, lo que las separa y deja a Maud, en casa, luchando desde su trinchera y a Ethel, peleando desesde la suya, casada ya a esas alturas con un miembro del partido laborista. Walter con Ulrich, casado con Mauda, tiene que hacer frente a los horrores de la guerra y todas las injusticias cometidas ahí, viendo cómo sus compatriotas mueren en nombre de la guerra y la "libertad". Grigori, a punto de marcharse a Estados Unidos, tiene que darle su boleto a su hermano, que se ha metido en líos, como siempre y es buscado por la policía, por lo que huye a Estados Unidos y se convierte en un trabajador para Josey Vyalov, que es padre de Olga Vyalov, a quien Lev embaraza y con quien debe casarse. Grigori, que se queda en Rusia, comienza a ayudar a los bolcheviques y es testigo de la victoria bolchevique y su revolución, y de la ascención al poder de Lenin y se convierte en parte de la cúpula soviética. Gus Dewar se alista en el ejército y debe combatir contra los alemanes y ve morir a mucha gente, siempre creyendo que lo que hace está bien, porque su nación se "vio obligada" a entrar en la guerra. Al final de la guerra, Maud y Walter terminan en Berlín, ambos pobres, pero casados y felices; Fitzherbert termina adinerado (aunque ya lo era, así que ni fú ni fá); Ethel Williams termina siendo una candidata del partido laborista; William Williams termina como activista político; Grigori Peshkov termina siempre siendo parte integral del sóviet, pero con algo de decepción por las injusticias que comenzaban a cometerse en nombre de la revolución; Lev Peshkov termina siendo el mismo delincuente y se dedica al tráfico de licor, con ganancias exorbitantes, debido a la nueva prohibición; Gus Dewar, termina casado con una periodista brillante y siendo aún parte de los consultores presidenciales y pensando en dedicarse al derecho internacional.

El libro está bien narrado, es tremendamente extenso, pero en eso estriba su belleza, pues la cantidad de historia vertida en sus páginas es bastante bien documentada. Los personajes están bien desarrollados, aunque son, tal vez, algo exagerados en sus posiciones y en sus principios.

Una cosa hay que reclamar, y es que pone a Estados Unidos como el país maravilloso que jamás querría ir a una guerra a menos que se vea obligado a ir, con que la personalidad de Gus Dewar es la del caballero de noble armadura que será un tremendo héroe sin capa. No estoy diciendo que tal cosa no sea posible… aunque tal vez sí, pero me parece, digamos, un tanto de mal gusto.

Por lo demás, el libro es bastante interesante, aunque no me resultó tan adictivo como sus Pilares de la Tierra y su Mundo sin Fin. Con todo, es un libro que vale la pena leer sin prejuicios. Me agrada la forma en la que narra la guerra, pues le da a cada paía el protagonismo que se merece dentro del conflicto.
Otra cuestión positiva, a mi punto de vista, es que el final de las historias, no son precisamente buenas o malas, solo son finales, algunos buenos, otros malos, otros ambiguos.

Así que si le gusta la buena y extensa lectura, este es recomendable.
Debo aclarar que no he querido meterme demasiado en toda la trama, porque me parece que contar sobre los hechos de la primera guerra mundial es algo que hace mejor Follet que yo, y contar sobre las tramas de cada personaje, siendo cada historia verdaderamente rica, sería un tanto de ir demasiado a la carrera, siendo que el autor mismo se toma mucho espacio (hablando en páginas, claro está) para llevar a cabo dicha labor, así que baste con la brevísima reseña de allá arriba.
Anímese, échele una leidita, recuerde EL CONOCIMIENTO ES PODER!!

viernes, 4 de noviembre de 2016

viernes, 28 de octubre de 2016

Viernes de vídeo


Poco le puedo decir de este vídeo, que el propio vídeo no le pueda decir en los poco más de 3 minutos que dura. La canción se llama "Dream" y no me diga luego que la misantropía no está justificada.

Sonría, es viernes :)

viernes, 21 de octubre de 2016

Viernes de vídeo

Una historia de amor, mezclada con una historia de esquizofrenia muy interesante:



Sonría, es viernes :)

viernes, 7 de octubre de 2016

Viernes de vídeo

Un vídeo precioso y cruel. La destructiva naturaleza humana, resumida en un maravilloso vídeo de un poco más de diez minutos:


Sonría, es viernes :)

lunes, 3 de octubre de 2016

Podcast 21. Polarización

En este podcast, hablo de algo que resulta alarmante en estos momentos, a nivel nacional, regional y mundial. La polarización y sus consecuencias.


viernes, 23 de septiembre de 2016

Viernes de vídeo

Otro corto hecho por fans, con una historia maravillosa, digamos, entre el episodio III y IV. Maravilloso además, que para los efectos 3D, utilizó ni más ni menos que Blender!!



Sonría, es viernes :)

viernes, 16 de septiembre de 2016

Viernes de vídeo

Es un comercial, de nuevo, lo sé, lo sé, pero es que véalo, en serio, es de reirse:


Sonría, es viernes :)

viernes, 2 de septiembre de 2016

Viernes de vídeo

Es una serie de comerciales cortitos, lo sé, son propaganda, lo sé... pero que bien hecho está. Un vídeo cortito, pero con efectos excelentes:


Boeing 100 | Director's Cut from Loop on Vimeo.

Sonría, es viernes

viernes, 26 de agosto de 2016

Viernes de vídeo

Un hermoso experimento visual, en donde se nos muestran algunas construcciones, filmadas hasta cierto punto y luego "espejadas". Un poco más de 3 minutos de puro deleite visual:


The Allegory of the Cave from Visual Suspect on Vimeo.

Sonría, es viernes :)

viernes, 19 de agosto de 2016

Viernes de vídeo

Una vez más, los fans de StarWars se lucen, creando esta belleza de contenido. Una historia conmovedora, sobre la vida privada de un stormstrooper, antes de ser y durante el momento de ser un stormtrooper. Vea y disfrute:



Sonría, es viernes :)

lunes, 15 de agosto de 2016

La Cofradía del Anillo - Sergio Alfredo Flores Acevedo

Añadir leyenda

La Cofradía del Anillo - Sergio Alfredo Flores Acevedo

Este libro es de cosecha nacional. Un abogado salvadoreño que decide aventurarse en las aguas siempre cálidas, siempre peligrosas, de la literatura.
La historia nos lleva a un El Salvador, luego de algunos años de acabada la guerra. Es decir, con las maras comenzando en su accionar, siendo estas, todavía, grupos de muchachos que se dedican a reunirse y ver qué sale para ese día. Esa es la época en la que se desarrolla la novela, es decir, no hace mucho. Santiago Amaya es un fiscal auxiliar que se dedica a las labores en la fiscalía general. Conserva aún los ideales juveniles de trabajar por la justicia, que no ha sido nunca lo mismo que trabajar por la ley, y comienza a sentirse decepcionado por el trabajo burocrático, muchas veces entorpecedor, que la misma institución en la que trabaja impone.
Un buen día, después de atender un par de casos comunes, se topa con un señor que le dice que alguien lo quiere matar. Luego de llevar a cabo las preguntas de rigor, Santiago se da cuenta de que en realidad, aquel anciano más parece alguien que sufre de algún delirio senil que alguien que realmente se encuentra en peligro. Sobre todo porque don Mario (que así se llama el susodicho anciano), desconoce el nombre, el paradero o las señas de la persona que intenta matarlo y solo sabe que intenta matarlo desde los años ochenta (marzo de mil novecientos ochenta, para ser más exactos). Como sea, Santiago opta por darle algunas palabras conciliadoras, pero sabe, en su interior, que el viejecito no podía estar hablando en sus cinco sentidos.
Algunos días más tarde, don Mario aparece muerto en una de las colonias pobres de San Vicente (que es ahí en donde comienza toda la historia), decapitado y con otros miembros esparcidos y además tiene un número hecho con algún arma cortopunzante en su cuerpo, el número 61. Santiago llega a la escena del crimen y se da cuenta de que la persona muerta es el mismo don Mario que le había dicho que alguien lo quería matar. Luego de las averiguaciones respectivas, dos cosas habían quedado como hallazgos: la primera, que un par de mareros habían andado por ahí, con que las sospechas recayeron en ellos; y la segunda, que la hija de don Mario se llamaba Mélida Urbina Anaya.
Santiago se pone en contacto con Mélida y concertan una cita, pues Mélida le quiere dar algunos datos sobre el asesino de su padre. Se citan en un centro comercial, en donde ella le cuenta sobre la historia del asesinato de Óscar Arnulfo Romero y de cómo un grupo de campesinos se logran hacer con el anillo episcopal y juran guardarlo, conviertiéndose pues, en "La cofradía del anillo".
El libro nos cuenta una historia lineal, en la que Santiago, el Sargento de la Policía Nacional Civil Bracamonte y Mélida buscan desesperadamente a El Emisario del Diablo, que es así como se le conocía entre los cofrades una vez supieron de su existencia y de su misión, y todas las pesquisas que llevan acabo para darle cacería. Eso, claro, en cuanto a la historia, en donde además se nos cuenta la forma en la que los torturadores del tiempo de la guerra eran escogidos y especializados, la lucha campesina, el surgimiento de los escuadrones de la muerte y como las instituciones están supeditadas al poder… como siempre.
Baste con decir que, entre otros detalles interesantes, el 61 estaba escrito en la clave MURCIÉLAGO (en donde cada letra de la palabra representa un número del 1 al 9 y el 0 en la O, con que el 61, tan común entre las víctimas del emisario del diablo, eran las siglas EM, que provenían de Escuadrón de la Muerte.
Santiago averigua todo esto porque un ex escuadronero se lo cuenta, uno al que apodaban pilijay (vergudo en Náhuatl, según nos comenta el autor) y asó logran casi capturarlo, pero él se las ingenia y se decide a ir tras uno de los cofrades, mismo que en ese momento acompaña a Mélida. Luego de enterarse, Santiago y el sargento Bracamonte van en busca de Mélida y el cofrade, que para esos momentos, están prácticamente luchando por su vida contra el emisario del diablo. Al llegar la policía y Santiago, el Emisario del Diablo decide huir, pero finalmente, viéndose atrapado, decide suicidarse, dando fin a una persecución de décadas y dejando libre a los cofrades.
Hay que decir que la historia está bien contada, que el libro se lee por demás rápido (son solo 141 páginas) y que pese a ser un libro más sobre la guerra en el país (que de esos parece que son la gran mayoría de los libros desde hace demasiado tiempo), es una historia bastante original.
Solo hay un pequeño reclamo que le tengo yo al autor, y es que los diálogos del libro no parecen salvadoreños. Que son demasiado teatrales como para convencernos de ser nuestros. Pero este tema se pasa por alto una vez que uno se embebe en la historia.
Y pues nada, consígalo, que no es muy caro, apoye, POR FAVOR Y POR PIEDAD al escritor nacional y LEA, EL CONOCIMIENTO ES PODER.

viernes, 12 de agosto de 2016

Viernes de vídeo

Hay algo en los fractales que siempre resulta cautivante. Y si además lo mezclamos con un mundo 3D, el efecto es hipnotizante:


Fractal Nature from Julius Horsthuis on Vimeo.

Sonría, es viernes :)

martes, 9 de agosto de 2016

Podcast 20. La "milla extra" de las empresas

En este podcast hablo sobre eso que en las empresas se da en llamar "La milla extra". Una práctica bastante común en nuestros días:

viernes, 22 de julio de 2016

Viernes de vídeo

Al despertar Gregorio Samsa una mañana,. tras un sueño intranquilo, se encontró en su cama. convertido en un monstruoso teléfono celular. 

Así están las cosas. Una perspectiva muy kafkiana y maravillosa de la esclavitud que representan los teléfonos celulares hoy en día:


MAN IN PHONE - Short Film from Mackenzie Sheppard on Vimeo.

Sonría, es viernes :)

miércoles, 20 de julio de 2016

Mangas y cómics poco comunes

Aama

Aama es un cómic bastante interesante de Frederik Peeters, quien nos trae la historia de un planeta al que se han enviado colonos para que sean los que pongan a prueba Aama, que no es más que un caldo de cultivo para que la vida se desarrolle en el lejano planeta.
Primer Libro Velroc Nim es un pobre fracasado que se ha quedado sin nada y quien es encontrado en los bajos fondos del planeta Radiant por su hermano Conrad y Churchill, un robot con aspecto de primate que tiene muchos talentos. Conrad, quien es la parte exitosa y ambiciosa de la familia, convence a Velroc de ir con él en un viaje que su trabajo le obliga a llevar a cabo.
Velroc se deja convencer y acompaña a Conrad y Churchill al planeta Ona(ji). Al llegar se dan cuenta de que ha habido cierta disputa entre los colonos, todos ellos científicos, ya que la compañía para la que trabajan, misma para la que trabaja Conrad, los había abandonado por varios años, debido, en teoría, a una gran crisis.
Como sea, los científicos se han dividido y la líder los ha abandonado para poner en marcha Aama y una vez hecho esto, se supone, regresar.
Sin embargo, los robots que se lleva la líder del proyecto, regresan al poco tiempo con la disposición de atacar a los que se han quedado en la base, además de provocar "ruido" en sus implantes de red (a estas alturas son muy pocos los humanos que no tienen algún tipo de implante, Velroc es uno de ellos, hasta que le ponen un implante para que pueda respirar en la atmósfera de aquel planeta.
Todo esto es contado por la doctora Kaplan, quien se ha convertido en la líder y a quien todos obedecen.
Sin embargo, un dato interesante, es que hay una niña que ha aparecido de la nada en el campamento, que tiene un enorme parecido con la hija de Velroc.
Todo esto sucede en las páginas del diario de Velroc, quien lo está leyendo mientras van de camino de regreso a la base con Churchill, quien no le ha dicho nada del por qué no se encuentra su hermano o por qué, al inicio del cómic, Velroc aparece fuera de la base, ya no es miope y no recuerda nada de lo que ha sucedido.
Segundo Libro En el segundo libro acudimos, en parte, a la historia de Verloc, su ex esposa y su hija, quien, en contra de todo lo "natural" no fue una "niña de probeta". Velroc nos lleva de la mano a través de su pasado y nos damos cuenta del por qué es como es. Además, claro, tener una tienda de antigüedades, en donde se venden objetos verdaderamente antiguos como los libros, resulta refrescante.
De vuelta al planeta, Velroc, Conrad, uno de los científicos que es curado por ellos (Frienko), Miyo, la mujer rubia con quien Velroc tiene una relación sexual/sentimental relámpago y la niña parecida a la hija de Velroc, se embarcan en un viaje en busca de la doctora que se ha llevado el Aama, todos ellos guiados por Churchill.
En el camino, para sorpresa de todos, encuentran un área que está llena de vida, cuando el planeta no se supone que debería tener rastros de ésta, más que en las zonas costeras. Es en este punto, Miyo nos cuenta, finalmente, qué es Aama: una colección de robots que pueden fácilmente construir y deconstruir y reconstruir organismos vivos a su antojo.
Mientras avanzan en su recorrido, el narrador (Velroc) nos cuenta cómo los olores y los seres van cambiando, como si la evolución fuese más una cuestión de distancia que de tiempo, pues efectivamente, merced del Aama, las cosas son así en Ona(ji). Repentinamente caen en una trampa natural, que no es más que un enorme sistema digestivo al aire libre, destinado a acabar con todo aquel que se aproxime por tierra. Con que los tranportes de cada uno de los expedicionarios es destruído y deben continuar a pie, refugiándose en cuevas.
En esta cueva es en donde Velroc le continúa narrando su historia a Miyo y de cómo su hija Lilja, pese a no poder hablar, era dueña de una inteligencia mucho más allá de lo normal y de como termina con un especialista que al parecer sabe cómo ayudarle.
De regreso en Ona(ji), Velroc sigue leyendo su diario y se da cuenta de que encontraron a uno de los científicos que se había marchado antes de que ellos llegaran, de nombre Rhajeev, quien les cuenta que los robots ahora son peligrosos y Churchill deduce que han evolucionado, al igual que las formas de vida del planeta.
Y de repente, ocurre el ataque…
Libro tercero El ataque es una ráfaga que toma practicamente por sorpresa a todos. Miyo muere, al igual que Frienko, quien es muerto por un disparo de Velroc, quien desconocía el poder del arma que estaba utilizando.
En el camino, Velron y Rhajeev conversan sobre la niña que se parece mucho a Lilja y que Velroc, por consiguiente, siente deseos de proteger, pero al mismo tiempo, tal y como le dice Rhajeev, siente miedo, encuentra algo tenebroso en la niña. Sin embargo, la plática deriva en el propietario de la compañía para la que Conrad trabaja y que es, al mismo tiempo el esposo de la doctora Woland (la que escapa originalmente con Aama) y que, entre otras cosas, se opuso a la ley que limitaría la inteligencia de los robots individuales… como Churchill.
Rhajeev expone su teoría de que Aama es en realidad un experimento para llevar a la humanidad a su próxima evolución a través de los nanorobots y finaliza por decirle a Conrad que su misión, no es tal, sino más bien de Velroc, ya que la niña del planeta no es más que el punto de fusión entre una tecnohumanidad y se necesita a alguien puro, que no haya nacido con implantes y demás.
Cuando logran salir de una especie de cueva viva, Velroc empieza a tener alucinaciones y se ve solo, con sus compañeros perdidos. Al salir de la alucinación, que lo lleva a dar un paseo introspectivo, se encuentra con que todos los demás han estado en ese mismo estado, y que ciertas vibraciones que percibieron al salir de la cueva habían sido las responsables, pues lograban "hackear" las ondas cerebrales.
Repentinamente, somos llevados a una conversación entre el presunto dueño de Muy-Tang (la compañía para la que Conrad trabaja) y una ejecutiva que le dice que su trabajo ha terminado y que la junta de accionistas han decidido destituirlo. Además, y lo más interesante, nos damos cuenta de que Lilja está encerrada en una esfera de espejos con un puñado de libros.
Re regreso en Ona(ji), todos se acercan al origen, al centro en donde Aama fue liberado, pero mientras avanzan, todo se va tornando más salvaje y más peligroso. El segundo ataque se lleva a cabo,ahora con unos peligros insectos acorazados que parten en dos a Rhajjev y a Conrad y hacen que las piernas de Churchill vuelen por los cielos. Cuando el ataque finaliza, Lilja se le acerca a Velroc y le dice que todo ha terminado. Finalmente, la niña ha hablado.
De regreso al inicio, en el desierto, Velroc y Churchill solos, sin Lilja, conversan mientras Velroc se dedica a hacer un recuento de lo que ha sucedido y comprende que todo, tal y como Rhajeeev le dijo, había sido planeado y que al final de cuentas, era él el que tenía importancia. Churchill le pide que le deje fumar un último puro, y mientras da la primera calada, Velroc introduce su mano en el pecho de Churchill y parece sacar algo como un corazón azul, que se funde con su mano. El siguiente cuadro no deja de ser intrigante y es que él está volando y escucha una voz, a la que él le pregunta "Quién eres?", al lo que la voz contesta A-A-M-A. Él le dice que quiere encontrar a su hija y Aama le responde que es, precisamente, lo que van a hacer.
Libro Cuatro Una vez Aama ha comenzado a tomar control de Velroc, comienza un viaje bastante surrealista, en el que Aama comienza tanto a transmitir como a recibir conocimiento desde y hacia Velroc, lo que le provoca cierto dolor, ya que es demasiado para un simple ser humano. Sin embargo, Aama se encarga de convertir a Verloc en un ser que logre soportar un poco más.
Con lo que, viajando por los aires, prácticamente a voluntad. Llega de nuevo al campamento de los científicos que habían dejado atrás algunos días antes, para encontrarse con que los nuevos enviados de la Muy-Tang, que han hecho prisionero a uno de los científicos. Velroc, sin saberlo, simplemente toca a quien lo está amenazando con un arma, y éste (el amenazado) sale hecho pedazos por los aires. Tras la protesta de Velroc hacia Aama, el cuerpo destrozado, vuelve a unirse sin más.
De vuela a Radiant, el planeta original de Velroc, Sílice (la ex esposa) y Lilja, el nuevo amante de Sílice le confiesa que todo, incluso su romance con ella, ha sido un plan de parte de la Muy-Tang para hacerse con Lilja, quien representa mucho en términos financieros para la compañía.
De repente, como un pequeño meteorito, el cuerpo de Velroc se estrella contra uno de los edificios del planeta Radiant y cae al suelo, hecho pedazos, pero poco a poco Aama se encarga de reconstruirlo, mientras le dice a Velroc que él es una etapa, pero que, al parecer, la humanidad no debería estar. Pero Velroc comienza a convencer a Aama de que estudie a la humanidad, que aprenda desde sus ojos y vea lo que sucede a su alrededor.
Sin embargo Aama es fuerte, demasiado fuerte y por momentos se sale de su control. Pero recibe una llamada de Woland, el dueño anterior de la Muy-Tang. Así que dirige hacia él, solo para que él le cuente todos los planes cuidadosamente elaborados que se llevaron a cabo para que él terminase en Ona(ji) y para que Lilja fuese parte del plan, aún a costa de la propia vida de la niña, que en todo caso, pasaría a formar parte de Aama.
Con lo que Velroc decide (o lo hace Aama?) ir por Lilja. Encuentra el lugar en el que se encuentra con Sílice, se besan mientras Sílice muere y luego, busca a Lilja, quien por primera vez habla y le dice Papá. Se funden en un abrazo y las últimas palabras de Velroc son "serás maravillosa", con lo que él desaparece y permite que Aama se funda con Lilja, quien comienza un nuevo mundo, para todos los seres vivos, que ahora, no tendrán más implantes, pues serán un solo organismo vivo.

FIN

La novela gráfica es medianamente buena. Una historia bien llevada, pero un final apresurado y tal vez demasiado ambiguo, incluso para alguien que gusta mucho de los finales ambiguos.
Como sea, Aama es una muestra de que una buena historia puede superar un buen dibujo. No porque la historia esté mal dibujada, sino porque la historia supera el dibujo.
Es recomendable su lectura, pero prepárese para un final un poco apresurado.

Como siempre, si usted tiene acceso al cómic físico, cómprelo, no dude que vale la pena apoyar este tipo de trabajos, pero si no, le dejo un link desde lo puede bajar:

http://comicalt.blogspot.com/2013/09/aama.html

viernes, 15 de julio de 2016

Viernes de vídeo

En ocasiones, se encuentra uno con historias que no parecen reales... y luego, lee uno el artículo en varios lugares y queda con el ojo "cuadrao":


La catedral de justo... y no se diga más. Simplemente IMPRESIONANTE!!

Sonría, es viernes :)

miércoles, 13 de julio de 2016

Podcast 19. De telefonías, asesores y un pueblo que no quiere ver más allá

No quería mucho hablar de este tema, pero me parece que no deja de ser preocupante... por varias razones. Pase, escuche y juzgue. No hay nada más interesante que las opiniones diferentes, siempre que sean bien pensadas :)

viernes, 1 de julio de 2016

Viernes de vídeo

Pues es un vídeo de "propaganda", lo admito, pero es una propaganda hermosa, eso no se lo quita nadie. Transformar la ignorancia inconsciente en ignorancia consciente...


Katedraren 5. urteurrena / 5º aniversario de la Cátedra from Kultura Zientifikoko Katedra on Vimeo.

Sonría, es viernes :)

viernes, 24 de junio de 2016

Viernes de vídeo

Una fortísima influencia de El Viaje de Chihiro, o al menos así me lo parece. Con un final inesperado, este cortito está bueno, bueno bueno:

Falling Tide from Ning Cheng on Vimeo.

Sonría, es viernes :)

viernes, 17 de junio de 2016

Viernes de vídeo

Talento y dedicación, son las dos palabras que vienen a mi cabeza cuando veo algo como el siguiente vídeo. De por sí, los libros son mi gran pasión... ahora si lo unimos al esfuerzo de este tipo... la cosa va más allá:


Techcombank - Gold Book from Bratus on Vimeo.

Sonría, es viernes :)

miércoles, 15 de junio de 2016

Por quien doblan las campanas - Ernest Hemingway

Hay una cosa que lamento muchísimo de haber leído "Por quién doblan las campanas": Haberlo leído tan tarde en mi vida.

No creo que existan elogios suficientes para esta historia de 3 días en la guerra civil española. Hemingway se voló la barda con esto y llegó a lugares realmente lejanos.
La naracción es maravillosa, llena de detalles como toda novela de Hemingway, colmada de los sentimientos del escritor hacia la guerra y hacia el sentimiento del deber.
A ver, le cuento: Robert Jordan es un gringuito que pelea en la guerra civil española, por ser algo en lo que cree fervientemente. Llega a las montañas, en donde conoce a Pilar y la pequeña guerrilla a su cargo (aunque originalmente era la pequeña guerrilla de Pablo) Llega a presentar sus credenciales de experto en explosivos, a quien se le ha asignado la tarea de volar el puente en tres días, para que la ofensiva que ha de llevarse a cabo sea un éxito. Quien lo lleva hacia la cueva que hace las veces de hogar para el pequeño grupo guerrillero, es Anselmo un viejo campesino lleno de energía y de mucha sensatez.
Así pues, conoce a Pilar, Pablo (que se ha convertido en un borracho por el miedo a la guerra y a lo que se convierte el ser humano con ésta), Eladio, Anselmo, Fernando, Agustín, Antonio y a María, una chica que lograron rescatar de un ataque anterior y al que antes de ser rescatada habían violado de forma brutal.
Conforme el tiempo (las horas) avanzan, Jordan va enamorándose de la sencillez y la belleza de María, quien también se siente atraída hacia Jordan y con quien, como es de esperarse, terminan teniendo una historia de amor de tres días, en los que, en realidad, viven toda una vida juntos.
Por otro lado, la ofensiva, según todos se logran dar cuenta, parece estar condenada a fallar, ya que al parecer los fascistas están al tanto de lo que sucede y no están es la disposición de dejarse ganar. Así que Jordan, sin perder el tiempo, decide enviar un mensaje al general Golz (el que lo ha enviado en su misión de volar el puente) y le confía a Antonio la misión de llevar el mensaje al estado mayor. Mientras todos los demás se quedan en el lugar acordado para hacer volar el puente cuando el momento llegue.
A partir de este momento, la historia va en dos direcciones, aunque por un corto tiempo, ya que es Antonio y su travesía la que se nos cuenta, junto con las escaramuzas que tienen lugar con Jordan y posteriormente la banda del Sordo, quien es compañero de Pilar y Pablo, y es masacrado de forma irremediable por los fascistas.
Antonio, por su lado, se topa con más obstáculos de los que hubiese creído y se da cuenta de que la guerra, en la ciudad, es más un asunto de burocracia y lucha de poderes internos que una guerra de verdad, con el resultado, obvio, de llegar demasiado tarde para entregar el mensaje de Jordan, recomendando que se detenga la ofensiva.
Del otro lado, con Jordan, las cosas se ponen mal cuando Pablo se roba parte del equipaje de Jordan, que era lo que se iba a utilizar para volar el puente. Así que Jordan comienza a pensar que todo aquello realmente puede salir mal. Sin embargo, Pablo regresa, una vez que recapacita y logra reclutar más gente para que apoye en aquella misión.
La misión, como sea se lleva a cabo, el puente vuela y la banda de Pilar/Pablo, comienza la huida. El caballo de Jordan, sin embargo, da un traspiés y le quiebra la cadera a Jordan al caerle encima, por lo que él les pide que lo dejen ahí, no sin antes despedirse de María de la forma más triste y tranquila del mundo.
Al final, mientras comienza a sentir que la hemorragia interna va a provocarle un desmayo, ve cómo se acerca una tropa fascista y mientras apunta, él se queda pensando, que con todo y todo, la vida fue buena con él y aquel disparo que iba destinado al fascista, queda en el aire, de una forma delicada, elegante, implícita al final del libro.
*   *   *
Esto no es más que una blasfemia, digo, este resumen. Pero ya no puedo reescribir algo como lo que Hemingway hizo aquí, es demasiado perfecto, demasiado grande, demasiado demasiado, como para querer siquiera imitarlo.
Nada más hay que decir excepto que, si no la ha leído LÉALA, SE PIERDE ALGO QUE EL UNIVERSO SE MERECE!!!
Y le dejo con uno de las conversaciones que me rompió el corazón en su respectivo momento e hizo que las lágrimas se asomaran, justo en el momento de ir en un autobús…
  • No - dijo Jordan, y continuó hablando a María -. Nada de adioses guapa, porqe no nos separaremos. Espero que todo vaya bien en Gredos. Vete ahora mismo. Vete por las buenas.
Siguió hablando tranquilamente y con sensatez mientras Pilar arrastraba a la muchacha.
  • No, no te vuelvas. Pon el pie en el estribo. Sí, el pie. Ayúdala a subir - le dijo a Pilar -. Levántala. Ponla en la montura.
[…]
  • Ahora, vete - añadió -. Vete
María fue a volver la cabeza.
  • No mires hacia atrás - dijo Jordan - Vete.
[…] -Roberto - grito María - Déjame quedarme contigo. Deja que me quede.
  • Estoy contigo - gritó Jordan - . Estoy contigo ahora. Estaremos los dos juntos. Vete.
*   *   *
LEA, EL CONOCIMIENTO ES PODER

viernes, 10 de junio de 2016

Viernes de vídeo

Un tema viejuno, pero que no deja de estar de moda: Qué pasaría si las máquinas comenzasen a tener sentimientos y comienzan a ser exterminadas por la humanidad, por el simple temor.


RISE from David Karlak on Vimeo.

Pues nada, me parece una propuesta interesante.

Sonría, es viernes :)

martes, 7 de junio de 2016

Podcast 17. Una imagen de facebook que preocupa

Pues que en Facebook me he encontrado la siguiente imagen (no sé si realmente calificará como meme)

Y en este podcast (y en el siguiente, porque me temo que serán dos partes), platico un poco de mi opinión al respecto:

viernes, 27 de mayo de 2016

Viernes de vídeo

Una interesante teoría de cómo sería la vida si la viviésemos en un juego. La historia no tiene nada de nuevo, sobre todo si ha visto usted SAO o Log Horizon (ambos animés bastante buenos), pero ya visto con personas, la verdad que tiene su encanto, amén del tema sentimental familiar, que la verdad le va muy bien.


Pixel Theory: La Caja de Pandora from Hernández Torrado, Daniel on Vimeo.

Sonría, es viernes :)

viernes, 13 de mayo de 2016

Viernes de vídeo

Lo confieso, cuando vi por primera vez el título del vídeo, me dio muina. Pero oiga, que después de verlo me he quedado con el "ojo cuadrao". Sin más, los títulos de StarWars al estilo de una película de James Bond:


Star Wars - Episode V "The Empire Strikes Back" Homage (Title Sequence) from KROFL on Vimeo.

Sonría es viernes :)

lunes, 9 de mayo de 2016

Podcast 16. Política y sociedad

Después de mucho tiempo, retomo esto de los podcasts.

Una explicación, una reflexión social y una política... y nada más.

En fin, por si le interes, ahí le queda:

viernes, 6 de mayo de 2016

Viernes de vídeo

Un cortito, demasiado cortito, de ciencia ficción con un robot cuadrúpedo que parece buscar algo. Aparentemente es más un trailer, pero la verdad es que, como vídeo autónomo, funciona bastante bien.


Autonomous from Aleksei Shulga on Vimeo.

Sonría, es viernes :)

miércoles, 4 de mayo de 2016

Violencia, esa adictiva droga

Levantó la cara con un temor anodino. Sabía lo que iba a encontrar y no quería enfrentarse con la cruda realidad. El espejo no podía mentirle, su maldita imagen, aunque reflejara una cara de dolor, sabía que detrás de todo aquello, se estaba burlando de ella. Sin atreverse a mirarse aún, pasó su mano por la cara. No pretendía ser una caricia, no era un símbolo de aliento. Era más bien una declaración de derrota.

En fin, había que enfrentar la realidad, aquel ojo morado no podía simplemente cubrirse con el maquillaje de las mentiras. Él, de nuevo, le había pegado, fuerte, con saña. No hubo motivo. No uno real. Solo fue el alcohol, los celos por un amante inexistente y la total imposibilidad de lograr una erección duradera y que valiese la pena.
  • La culpa es tuya - le gritaba con la voz pastosa - por puta, por puta.
Como no podía ser de otra manera, la mente comenzó a jugarle todo el repertorio de sucios trucos que siempre tiene debajo del mantel. Comenzó a recordarle las veces en que había peleado con su madre por salir en defensa de aquel salvaje, todas las veces en que recibió burlas por haber dicho en voz alta que ella lo iba a hacer cambiar, que todo el amor que sentía por él iba a hacer que fuese distinto.
Se tocaba el morete con cuidado, y trataba de halar la piel debajo del ojo, tal vez como una prueba de que sentía dolor y sobre todo que merecía aquel dolor.

Hacía años que no visitaba a su madre, aquella que le había dicho que no quería que acabase como ella, abandonada y con más cicatrices en la memoria que en el cuerpo. Tal vez por vergüenza, tal vez por un orgullo que cada vez se sentía más mancillado. Ella sabía que si llegaba con su madre, lo primero que ella haría sería reprenderla. Otro tirón a la piel debajo del párpado. "Esto te pasa por pendeja" se decía y halaba, "solo por pendeja".

Y claro, su mente volvió a lucirse con la eterna trampa y los momentos en que fueron felices, los lugares en que caminaron de la mano, las pocas veces al cine, los contados orgasmos, los avergonzados "te quieros" dichos con prisa, pero dichos al fin de cuentas, su sonrisa, ay su sonrisa que la conquistaba. Y de nuevo la calidez, la sonrisa, la mentira obligada: "él me quiere", la excusa infaltable "por andar tomado, todo pasó por andar tomado", la culpa asumida "de todos modos, me pasa por andarme abriendo de piernas cuando ya sé que no se le para cuando anda bebido".

Había dejado de tocarse debajo del párpado, había dejado de pensar en su madre y había dejado de pensar en los golpes. Al fin y al cabo, ella era una mujer enamorada, ella tenía que ser una mujer enamorada, ella quería ser una mujer enamorada y estaría con su hombre, porque al fin y al cabo, un poquito de dolor no iba a hacer que renunciase a su vida. Eso y el temor de que una vez que se fuese, él llegara a buscarla en donde seguramente la iba a encontrar, ahora no solo para pegarle sino también para matarla.

Ah, el amor, siempre trabajando por caminos insondables.

lunes, 2 de mayo de 2016

Trozos y fragmentos

Ver al pasado de las letras puede ser peligroso. Ver lo que se ha escrito hace años puede resultar en una autolobotomía. Verte en una fotografía es algo para lo que tu cerebro suele estar preparado. Pero ver la forma en las que escribías o pensabas hace algunos años,… aquello puede ser realmente una revelación.

Leo religión, política, pornografía, misantropía, desamor, dolorosos recuerdos, un alma por la que nadie daría un centavo, moretones en el corazón, balas en el cuerpo, Sabina, El Blues de la Soledad, mi padre que debería ser eterno, mis rencores, mis temores, los sonidos irreverentes y molestos de las hipocresías cometidas hace muchos años, la melancolía, el dolor, el dolor, el dolor…

Los temores han cambiado su geografía, los odios jamás encontraron en mi una tierra de cultivo, las derrotas que alguna vez sufrieron los demás y me dolieron en un sinfín de pequeños estallidos de luz, las caras a las que se les va perdiendo el detalle gracias al borrador de la distancia, la poética belleza de lo miserable que pueden ser las vidas, cuando se ven a través del espejo de la monotonía. Los calendarios se han ido volviendo cada vez más crueles, los reflejos del espejo mucho menos benévolos, el odio por lo humano mucho más agudo.

La pregunta implícita es, claro está, ¿cuánto puede realmente cambiar un ser humano durante su vida? Y cuando uno lee lo que alguna vez escribió, puede llegar a darse cuenta de la peligrosa y amarga realidad: Los cambios suelen ser, en realidad, las contidianeidades que han ido adquiriendo bordes más filosos y como tales, suelen ser hirientes.

En la televisión, los que ayer prometieron cambiar algo, envenenan el aire con sus ofensas en contra de los que sí lo lograron, mientras que los otros, prometen hacerlo mejor, si es que llegan y obtienen lo que aquellos. La gente sigue siendo tan títere de lo popular como en aquellos años, y lo que en aquellos momentos causaba angustia era el que iba a ser eliminado de algún concurso de baile local. Ahora, en cambio, la angustia la causan los nominados por un programa en donde no se baila, se canta. Y el mundo da otra vuelta y la tristeza se hace más grande, mientras el odio del humano, contra sí mismo se acentúa o al menos así parece, gracias a los bordes afilados.

El hambre de conocimiento sigue, ahora con mayor acuciosidad, porque también la consciencia del tiempo se hace más obvia.

Y las cosas cambian, solo y solo, son la misma cosa según la que dicta las leyes de la buena escritura, con que "solo voy al cine" no es ahora más que una frase que puede ser un simple "apenas" sino también un doloroso "hasta cuándo" Y lo peor, ahora ya no importa o al menos importa cada vez menos, que con la llegada de unas redes que insisten en llamarse sociales, la ignorancia se ha vuelto un maldito "trending topic"

Estoy, como no puede ser de otra forma, más viejo, más ignorante, menos tolerante y, tal vez, un poco menos derrotado.

Y como no puede ser de una forma distinta, igualmente, no puedo más que decir, a esto y a todo… CONTINUARÁ

viernes, 29 de abril de 2016

Aquellos fantasmas, que nunca se van

Una muy querida amiga, me dijo hoy que a veces tengo mis momentos de depresión. Y lo cierto es que muy de vez en cuando, los fantasmas me ganan la batalla. Y luego recordé que alguna vez, hace ya mucho tiempo, publiqué esto:



Es 1994, voy en un carro, son casi las 11:00 de la noche, traigo una herida de bala en un costado, el automóvil que me lleva al hospital va olvidándose cada vez más de la prudencia y mi adusto corazón sólo puede pensar que ese día, en la mañana, aquella mujer me había dicho ya no más, el dolor no quiere ceder, pero mi cerebro repite una, otra y otra y otra vez, la canción que me ha acompañado siempre, en todo momento, en cualquier circunstancia.



La voz de Miguel Ríos y las letras de Joaquín Sabina no podían crear otra cosa que un monstruo de canción. Tanto así, como para pensar en ella en los momentos menos apropiados. Sólo espero que a más de alguno de los que lee esta locura, también le cause los mismos calosfríos que me produce esta canción. Dulces sueños.

viernes, 22 de abril de 2016

Viernes de vídeo

Una extraordinaria película hecha por fans, sobre alguien con un enooorme uso de la fuerza:


"Kara" | (2016) (An Unofficial Star Wars Film) from Joe Sill on Vimeo.

Sonría, es viernes :)

miércoles, 6 de abril de 2016

Hacking. Capítulo FINAL


17 CAPÍTULO XVII

Iandro miraba con tristeza a todos los paralizados. Éstos estaban aterrados, aunque sus expresiones faciales no denotaban nada, absolutamente nada.
  • Lo siento - dijo por fin - no era mi intención, pero es que no me han dejado otra opción.
Caminó en círculos, viendo a cada uno de aquellos paralizados. Dio dos vueltas completas y luego se detuvo frente a ellos. 
  • De acuerdo - les dijo a todos, mientras los miraba, su mirada era casi de sufrimiento. - En todo caso, tal vez esto sea mejor. Así me dan la oportunidad de contarles lo que les quería contar y estoy seguro de que no voy a ser interrumpido.
»Mis primeros recuerdos vienen de mi infancia, que ya les he dicho, suenan demasiado irreales. Tengo en mente una madre siempre sonriente, siempre feliz, siempre con voz dulce y comprensiva, ayudándome en mis primeros aprendizajes de este mundo. Un padre que siempre era un modelo a seguir, un correcto trabajador, siempre puntual, siempre con un consejo a tiempo, siempre anteponiendo las reuniones de escuela al trabajo, siempre jugando con su hijo pequeño.
»Cuando paso a mi adolescencia, no recuerdo los problemas típicos de los adolescentes, sino una mesa siempre llena de comida en la que mis padres platicaban amenamente, mientras yo los escuchaba atento, ávido de ser un adulto como ellos.
»Como verán, todo es demasiado perfecto. Un hogar en el que no había pleitos, un hogar en el que la discordia jamás estuvo presente, en que los consejos siempre fueron los que necesitaba, las sonrisas las que me hacían sentir lleno, completo… Esa no puede ser una vida normal, en una familia normal. Nada es tan inmaculado, tan sobrio, ni… tan feliz. No tiene lo que se puede llamar "naturaleza" familiar.
»Pero eso no es, en este momento, lo más importante. Lo que me obliga a mantenerlos en ese estado, es precisamente la seguridad de que ustedes y yo… TODOS ustedes y yo - dijo mientras hacía un gesto para abarcar todos los lugares que la vista alcanzaba - somos distintos. Tal y como les expliqué, cuando caí en la casa de mi amigo Leopoldo, me hice una herida, que si bien no era grave, sirvió para que, Leopoldo el primero, me hiciera notar una diferencia clarísima, misma que yo nunca había visto pues jamás me había puesto a comparar una herida mía con una herida de nadie más. Todo gracias a un objeto que yo creía vetado de nuestra sociedad… bueno, un objeto que ESTÁ vetado de nuestra sociedad, pero que Leopoldo, alguien de extrema sensatez, ha guardado durante años, pues lo heredó de su madre, quien lo heredó de su madre y esta de su madre, hasta llegar a una sociedad anterior a la muralla. El objeto en cuestión, es un libro. Sí, un libro además, bastante peculiar - en aquel momento, Iandro se acercó a Leopoldo, le susurró algo y todos los levitadores parecieron recuperar la movilidad, misma que habían perdido al gritar Iandro la palabra "hacking". Leopoldo, sacó algo que llevaba a la espalda y se lo entregó a Iandro. - He aquí - dijo Iandro - este es el libro. Véanlo - y se los mostró a todos los inmovilizados - Ahora bien, permítanme leerles el título: "Atlas de Anatomía Humana"
»Saben que lo que Leopoldo vio, fue lo primero hacia lo que llamó mi atención. - Se puso a buscar en las páginas del libro - Vean esto - dijo - ¿se dan cuenta de esto? Sí, se llama sangre, el líquido que fluye a través de las… - buscó la definición en el libro - venas, eso es. Ahora bien, ¿alguien alguna vez ha visto la sangre? La pregunta es retórica, claro está, conozco la respuesta.
Diciendo esto, se quitó el vendaje que Leopoldo le había colocado un par de días atrás.
  • Esto, señores, esto es precisamente eso: SANGRE. Con lo que la conclusión obvia, es que SOY un ser humano. Y hasta donde he podido ver, soy el único ser humano, tanto del lado sur como del lado norte. Como lo he dicho ya, hay aún muchas lagunas, demasiados espacios vacíos en mi cabeza como para aventurar una razón real para mi presencia en este lugar, cómo llegué aquí. Sin embargo, algo claro hay, y es que ninguno de ustedes es humano, que de lo contrario, esta palabra recién pronunciada no tendría efecto alguno, siendo que a mí no me afecta en lo absoluto.
»Ahora bien, vamos a ustedes. Existe un lado norte y un lado sur, con marcadísimas diferencias en cuanto a estrato social, cultural y económico. Estas marcadas diferencias son el resultado de una programación detallada, una serie de algoritmos que fueron elaborados precisamente para darles las castas o clases sociales que durante mucho tiempo fueron el canon en las sociedades humanas. Siguen las reglas de convivencia puestas en cada uno de sus dispositivos de almacenamiento como un archivo de las antiguas reglas humanas y permitiendo que su inteligencia artificial, desarrollada como estaba en esos momentos, hiciese el resto, es decir, que ustedes mismos se dividiesen, cada uno con el papel que le fue asignado desde su creación.
»La cuestión resulta fácil de comprender una vez que se liberan un poco las vendas que uno pueda tener delante de los ojos. Nadie del lado sur va al lado norte y nadie del lado norte viene al lado sur. La muralla no es ni lejanamente una excusa. Es traspasable una vez se encuentra el lugar adecuado para hacerlo, sin embargo nadie piensa siquiera en cruzar al otro lado. El miedo no tiene nada que ver, al menos no el miedo real, sino solamente las barreras puestas por los programadores originales. ¿Cómo es que ustedes cruzaron? Fácil, dejé un rastro por demás fácil de seguir, pero más aún, su programación les ordenó seguirme, porque sabían perfectamente que yo no soy alguien común en ningún aspecto. Así pues, alguna función esperando a ser liberada en el momento adecuado, fue puesta en marcha en el momento en que ustedes se dieron cuenta de que estaban en presencia de algo que no concordaba con los estándares.
»El siguiente punto interesante es generaciones. ¿Cuándo fue la última vez que alguno de ustedes vio a un niño? No existen en nuestra sociedad, como tampoco existen de este lado, al menos no he visto ninguno. Todos los recuerdos que ustedes poseen no son más que archivos guardados en sus dispositivos de almacenamiento que pretenden recordar la infancia que ustedes no tuvieron.
»Algo más: alimentación. ¿Recuerda usted, señor Isaac, cuando me conoció? Trabajaba en una "cafetería". Nunca me gustó la comida de aquel lugar, nunca pude comer nada que no fuese lo que yo mismo me cocinaba. ¿Saben ustedes en dónde conseguía la única comida que yo podía consumir? En el patio de mi casa, en donde tenía mi huerto particular. Siempre me consideré una especie de sibarita, alguien que no podía comer algo "común" y me dediqué a cultivar lo que me gustaba, que por cierto, no son más que hierbajos silvestres para todos ustedes. Tan poca importancia tienen, que el pueblo común, no conoce sus nombres, así que, obviamente, yo desconozco sus nombres también y no hago más que llamarlos por lo que creo que me recuerdan: algunos son los rojos gordos, los que parecen árboles, las hierbas que saben bien, las raíces naranja… Nada de lo cual, por cierto, he visto que ustedes consuman. »Sin embargo, y como es de suponer, esto no hace más que incrementar mis dudas, porque para mí, ahora que he recordado gran parte de mis conocimientos reales, sería fácil borrar sus recuerdos e implantar una serie de recuerdos nuevos. Pero yo soy humano, así que mi raza debió haber desarrollado alguna forma, algún tipo de tecnología que logra borrar los recuerdos de un cerebro humano y no uno de inteligencia artificial.
»Así que, aunque confieso que muchos de mis recuerdos han regresado y estoy totalmente seguro de que podría convertirme en su rey, su gobernante, su dictador o lo que yo quisiese, lo cierto es que mi curiosidad es muchísimo más grande que mi ambición, si es que tal cosa existe en mí. Por lo que el paso lógico y necesario para mí, es simplemente buscar mis verdaderos orígenes. Luego, ya veré.
»Por lo que, me voy. - y diciendo esto, se acercó al grupo de paralizados y dijo - "Reset"

En aquel momento, aquellas muestras casi perfectas de la inteligencia artificial, comenzaron a deshacerse de todos los recuerdos posibles que hubiesen acunado durante todo el tiempo que llevasen con vida y comenzaron a construir nuevas funciones, nuevas habilidades para poder sobrevivir a la selva que representaba el lado sur, lugar en el que, a partir de aquel momento, aquellos robots inteligentes, convertirían en su hogar, sin recordar que alguna vez habían vivido en el lado norte, llenos de una falsa seguridad y una falsa vida humana.

Cuando Isaac recuperó el uso de sus facultades, no recordaba nada, pero siendo el ser artifical que era, supo inmediatamente que debía adaptarse al lugar, sin ver con extrañeza alguna a los seres en levitación que parecían mostrarle el camino a seguir. Lo último que vio Isaac, antes de comenzar de nuevo su existencia, fue la silueta de un chico que caminaba en dirección totalmente opuesta a la muralla, dispuesto a ir más allá del lado norte, para encontrar sus orígenes y sus verdades. Iandro, sencillamente, se fue.

FIN

Este es el final de mi novelita online, espero que les haya gustado, en un futuro he de colgarla completa. Si le ha gustado, comente y comparta. Gracias por su amable atención.

Alberto Enrique Chávez Guatemala 

miércoles, 30 de marzo de 2016

Cómics y mangas poco comunes

 
 
DRUUNA
 
Hay una delgada línea entre lo erótico y lo sexual. Druuna cruza esa línea sin pedir permiso y logra quedarse en las mentes de todos (y todas, vamos que el dibujo, en términos generales es soberbio). Eleuteri Serpieri es un artista que sabe cómo atraer las miradas hacia sus cuerpos humanos y en Druuna lo hace una y otra y otra y otra vez. Esta historia, contada en 8 tomos de unas 65 páginas cada uno, es en realidad una historia enrevesada, a ratos con tonos incomprensibles. Sin embargo, como dije, es toda una obra de arte en cada una de sus páginas.
NOTA: Esta reseña será por demás general e intentará abarcar los 8 libros de una vez, por lo que la condensación de información será máxima.
La historia va sobre una humanidad en un futuro distópico, en el que una ciudad está aislando a los humanos que están cayendo poco a poco víctimas de una enfermedad que los hace mutar y convertirse en monstruos que se entregan a sus instintos más básicos. Como sea, los humanos no infectados o levemente infectados (es decir, con la infección en estado incipiente) son dependientes de un suero que mantiene la infección a raya, por lo que la distribución de dicho suero se vuelve una razón de corruptibilidad.
Shastar, amante de Druuna, se encuentra infectado y necesita que Druuna vaya a conseguir el suero para aplacar a la bestia que comienza a despertar en él. Para conseguir el suero, Druuna debe ofrecer su cuerpo, siendo que al científico que se encarga de distribuir el suero le vuelve loco (y con toda la razón del mundo, hay que decir)
Como sea, Shastar se va degradando y termina por convertirse en un animal extraño, como todos los infectados. Sin embargo, y habiendo sido "desterrada" a la parte de la ciudad que sirve como lugar de aislamiento, Druuna, quien comienza a vagar, descubre que, al parecer, la culpa de todo la tiene un mutante que vive bajo tierra y al que encuentra y con quien conversa largo y tendido, siendo que le dice que conoce a Shastar y que él les estaba ayudando y que él, Shastar, conoce la verdad del por qué el virus existe y se extiende. Así pues, Druuna termina dándose cuenta de que no es el mutante el culpable y continúa su viaje por la tierra de aislamiento, hasta llegar al origen, una cabeza humana (Lewis), que no es más que un humano antiquísimo que fue absorbido por la computadora central en su afán por entender a los humanos, con lo que atendemos al primer escenario de todo una enorme nave espacial que es la gran ciudad, viajando por el universo sin que sus habitantes sepan que es una nave espacial.
Más adelante en el tiempo, un grupo de navegantes del espacio encuentran una vieja estructura que parece orgánica y que viaja sin rumbo. Algunos de los tripulantes bajan ala estructura y se dan cuenta de que está viva, que de hecho parece haber absorbido la esencia vital de otros habitantes de aquel lugar. El capitán parece entrar en un sueño letárgico que lo lleva a la habitación en la que Druuna se encuentra, tienen un ameno encuentro sexual y luego Druuna le explica que aquello no es real, que es el producto de la mente delirante de Lewis, que se ha enamorado de ella y que la mantiene dentro de sus sueños, parte de los que ahora, también el capitán forma parte.
Después de mucho esfuerzo, el capitán logra salir del sueño letárgico y logra rescatar a Druuna, quien está vivita y coleando y es llevada a la nave, pero el peligro se hace mayor, ya que al fusionarse con Lewis la nave a hora parece tener otro tipo de conciencia.
Aquí es en donde las cosas se tornan más confusas (si es que eso es posible), ya que hay una serie de saltos temporales en los que Druuna aparece ora en otra tierra distópica, ora en la nave hablando con Doc, quien es en realidad una representación del mismísimo Serpieri que pasa a formar parte de la historia (confuso, cierto?) Al parecer, todo aquello forma parte de la dilusoria mente de Lewis, que continúa con la idea de convertirse en un humano, pero que se da cuenta de que no puede dejar la idea de poseer a Druuna.
En este afán, la nave se estrella en un planeta en el que ya no existen humanos. Un planeta en el que las máquinas buscan recrear la vida humana, pero sin los errores inherentes a la naturaleza humana, por lo que Druuna es capturada y llevada a la presencia del científico responsable de encontrar los secretos del placer y el dolor, los cuales están unidos de forma intrínseca.
Cuando el científico es confrontado por su incapacidad de tomar decisiones, llega a convertirse en casi humano (alcanzando un 94% en la escala de humanidad, según una máquina que es capaz de leer esto) y por ello, siendo que ha sobrepasado los niveles permisibles, es destruido por la misma máquina.
Druuna, escandalizada por aquello, decide irse, no sin antes hacer la prueba en la máquina, quien da como resultado un 99% de humanidad, reconociéndola como un clon sintético de tipo humanoide. Finalmente, ella se da cuenta que, en algún momento de toda su travesía, clonaron a su ser original (o es que siempre fue un clon?) y ahora, en ese planeta que aparentemente carece de humanos, ella tendrá que comenzar la búsqueda más difícil: la de su propia humanidad.
Este es el contenido de los 8 libros que conforman esta intrincada historia.
Si bien la historia puede resultar un tanto confusa, lo cierto es que no está mal contada y va acompañada de los alucinantes dibujos de Serpieri, quien es un verdadero maestro de la anatomía humana.
Si logra hacerse de las copias físicas, cuídelas y atesórelas, que son por demás una delicia. Ahora, si no lo logra, pues le dejo por aquí un link para que pueda descargarla.

viernes, 25 de marzo de 2016

Viernes de vídeo

Un vídeo de esos hipnóticos en los que no hace falta mucho. Burbujas de jabón (o pompas de jabón) y mucho frío. Minuto y medio de puro disfrute:


Frozen soap bubbles from ZALUSKArt on Vimeo.

Sonría es viernes :)

miércoles, 23 de marzo de 2016

Hacking. Capítulo 16


16 CAPÍTULO XVI

Al escuchar lo que Iandro acababa de decir, Shapper se adelantó, furioso, sacando su arma, dispuesto a inmovilizar al muchacho atrevido que acababa de ponerse presuntuoso. Presuntuosos a él… a él que no los soportaba, a eĺ que podía cortarles las alas sin ningún problema, a él que había sido entrenado para poner a raya a cualquier presuntuoso.
  • Suficiente muchachito, esto te va a quitar los ánimos de presumir.
  • Adelante, agente - dijo Iandro con calma - le prometo que mis amigos aquí presentes no le van a hacer nada, acérquese.
Shapper estaba furioso, cosa que lo volvió irracional y descuidado, con que se acercó a Iandro, lo suficiente como para tomarlo del brazo. Momento exacto en que Iandro se acercó a su oido y le dijo algo. En ese momento, Shapper se quedó quieto, inmóvil, ausente e inexpresivo.
  • No pretendo presumir de nada, señor agente. Cuando digo que tengo el poder de controlarlos, no estoy siendo presuntuoso, estoy simplemente presentando una declaración fáctica, un axioma que no admite contradicciones, me temo. Soy un ser con un poder inigualable tanto en la zona norte como en la sur. Pero eso no significa que quiera utilizar ese poder… o que yo haya pedido ese poder. No señor agente, soy lo que soy y no puedo negarme a mí mismo.
»Así pués, señor agente, cuando digo que estos seres son su evolución, lo digo con conocimiento de causa. Lo sé porque yo les he hecho evolucionar. No se comunican como nosotros, aunque podrían, si quisieran, comunicarse con nosotros. Pero no necesitan una cavidad bucal para ello, como tampoco necesitan utilizar el suelo que pisamos o alimentarse. »Ellos - dijo Iandro, ahora dirigiéndose a todos ellos - son el resultado de este poder que tengo. Para ustedes, en este momento, son seres grotescos que carecen por completo de la estética anatómica que poseemos, pero lo cierto que es que esta estética no es más que una cuota de vanidad que ha sido transferida de generación en generación y que condiciona nuestros estándares de lo que consideramos hermoso o bello. Estos seres son simplemente mejores. Más inteligentes, más ágiles, aunque no lo parezcan a simple vista, mejores practicamente en todo sentido. »Y quien provocó su evolución, en cuestión de minutos, me temo que fui yo.
Al decir estas palabras, todos los presentes, incluyendo Isaac, dieron un paso atrás, casi sin darse cuenta. Solo Shapper permanecía en ese estado aletargado.
  • ¿Qué le has hecho al agente Shapper? - preguntó Isaac, recuperando lo mejor que pudo su tranquilidad.
  • Tranquilo, señor Isaac, está vivo, consciente y sin problemas, solo digamos que está inmovilizado, simplemente porque quería demostrarle… demostrarles a todos que lo que dije no era una burla o un acto de presunción, sino una realidad ineludible.
»Pero déjenme continuar, que necesito contarles la forma en la que me di cuenta del poder que tengo y también el tipo de ser que soy. »Cuando llegué aquí tuve un accidente que me provocó una herida. Una herida que un buen amigo que conocí aquí tuvo a bien curar y cuidar. Ese amigo, por cierto fue el primero en evolucionar. Él me lo pidió, no crean ustedes que fue un experimento cruel y desconsiderado. En fin, esta herida, junto a un objeto que este buen amigo, cuyo nombre es Leopoldo, tiene, me mostraron la realidad sobre mi existencia, la verdad sobre lo que soy, lo que me he estado negando a mí mismo durante todos estos años y que en definitiva no tenía idea que estaba ahí. »Cuando vi mis heridas, caí en la cuenta de una serie de eventos, vistos durante mi estadía en su compañía, señor Isaac. Uno de los archivos de aquellos expertos en informática, me dio la idea que necesitaba. Trabajando con base a los avances de uno de ellos, logré avanzar mucho más en una semana de lo que aquellos personajes lo había hecho en años. Sin embargo, la cuestión no era simplemente de inteligencia, sino más bien de barreras, de fronteras infranqueables para todos ustedes y es precisamente esa serie de barreras las que yo sí puedo cruzar sin ningún problema. »Pero vuelvo a sonar presuntuoso y lo cierto es que no es mi intención. Ahora bien, no tengo memoria de mi infancia, no recuerdo mi lugar de procedencia, ni memoria real de mis padres. Todo lo que cuento ha sido una elaboración detallada que he venido puliendo con el paso de los años, pero lo cierto es que no logro poner en orden los pensamientos concernientes a mi pasado. Y eso la verdad es que no lo entiendo. »Mi amigo Leopoldo, sin quererlo, me ha mostrado mi verdadera naturaleza, mi verdadera raza, por decirlo de alguna forma y es precisamente eso lo que me convierte en el candidato único para poner todo esto en orden. Hacer que el lado norte y el lado sur convivan sin ningún problema, siendo que todos son de la misma especie,… una especie totalmente distinta a la mía, por mucho que nos parezcamos.
Iandro hablaba con calma, casi con tristeza, sin darse cuenta de que uno de los agentes que acompañaba a Shapper se había acercado y llevaba en su mano el inmovilizador.
»No es fácil de entender al principio, sobre todo si tienen en cuenta que no he tenido más que algunas horas… días, digamos, para comprender todo esto, incluyendo el recuerdo que resultaba inexistente hasta hace solo unos días, borroso hasta el día de ayer y completamente claro el día de hoy, con todo y lo improbable que esto resulte. »Lo cierto es que la única explicación plausible es que este recuerdo haya sido implantado, borrado y condicionado a ciertos factores para poder salir a la luz, y dichos factores han sido precisamente los que se han puesto en práctica en estos últimos días. En fin, que soy el único…
En ese momento, vio cómo el agente saltaba hacia él blandiendo el inmovilizador. Y siendo que el evolucionado Leopoldo había sido advertido de no intervenir, se quedó quieto al ver sus movimientos. El agente blandía el inmovilizador en la mano izquierda y tomó tan por sorpresa a Iandro, que se vio obligado a caer al suelo, cubriéndose la cara.
  • HACKING - gritó Iandro y en aquel momento, todos los presentes, todos sin excepción, vieron cómo sus miembros se paralizaban y dejaban de percibir el entorno de forma normal, todo pasaba a tener contornos demasiado pronunciados, luces demasiado brillantes y parecía que estuviesen expentantes, como esperando a que algo sucediera, algo que ni ellos mismos sabían qué podría ser.
Fue entonces cuando se dieron cuenta, cuando cayeron en la cuenta de lo indefensos que estaban, de que todo su entrenamiento, su inteligencia o su poder no servían de nada ante aquel ser que con una sola palabra, una palabra que no había escuchado jamás, había podido hacerse del control absoluto de sus cuerpos y voluntades.
Aquél no era un ser normal, aquél no era un ser humano.